Uso de Cookies

X
publicidad

Canal Sur


Los fieles agradecen a Madre María de la Purísima su labor de "santa"

Madre María de la Purísima, de la Compañía de las Hermanas de la  Cruz, ha sido beatificada previa aprobación del Papa Benedicto XVI  por el milagro que hizo en vida con la niña Ana María Rodríguez  Casado, en un acto que contó con la presencia de la imagen de Nuestra  Señora de la Esperanza Macarena y la mirada y expectación de más de  45.000 devotos, según datos de la organización. Con esta ceremonia,  la Iglesia también ha establecido el 31 de octubre --día de su muerte  en 1998-- como día de la nueva beata.

18/09/2010 Informativos CanalSur

Así, la lectura del decreto por el que se inscribe a la Hermana de  la Cruz en el libro de los beatos, a cargo del arzobispo titular de  Sila (Italia) y Prefecto de la Congregación para las causas de los  Santos, Angelo Amato, ha otorgado pasadas las 11,00 horas del sábado  la beatificación a Madre María de la Purísima ante el clamor y  aplausos prolongados de los fieles, al tiempo que se descubría una  imagen de la ya beata rodeada de ángeles elevándose al cielo, así  como el repique de las campanas de la Giralda mostrado por las  pantallas y una lluvia de pétalos de colores que caían desde lo alto  del Estadio Olímpico, donde se ha llevado a cabo el acontecimiento.

Al respecto, monseñor Angelo Amato ha manifestado en su homilía  que "el Estadio Olímpico es la segunda catedral de Sevilla, con las  atletas de la Santidad --al referirse a las Hermanas de la Cruz--",  palabras que han sido contestadas por la masa con una ovación.  Además, ha expresado que "Sevilla es la ciudad de la gracia, pero con  este acto se ha convertido en la ciudad de la gracia divina". La  liturgia ha estado acompañada por unos 30 prelados y más de 500  sacerdotes.

En líneas generales, la ceremonia ha transcurrido sin incidencias  graves, salvo algunos casos de lipotimia o bajadas de tensión, además  en el aspecto de seguridad y coordinación se ha celebrado todo con  normalidad y con los horarios fijados, según han informado a Europa  Press fuentes de la organización, coordinada por el Ayuntamiento de  Sevilla, Subdelegación del Gobierno, Junta de Andalucía, Arzobispado  de Sevilla junto con el Comisariado para la Beatificación y el  Estadio Olímpico.

En este sentido, más de 45.000 devotos de las Hermanas de la Cruz  llegados desde distintos puntos de la geografía española como Ciudad  Real; Villafranca de los Barros y Oliva de la Frontera, ambas  localidades de Badajoz; de los pueblos malagueños de Pizarra, Ronda o  Archidona; de Jaén, como Linares; Córdoba capital, o de los  municipios sevillanos de Villanueva del Río y Minas, Lebrija, Osuna o  Estepa, entre otros tantos.   

Los sentimientos de los presentes al acto eran muchos, así las  jóvenes Begoña, Noelia y Paola de Las Cabezas de San Juan (Sevilla)  han declarado tener "mucha fe desde chicas" en Sor Angela de la Cruz,  porque ellas se criaron desde los tres años en el convento de las  Hermanas en dicho municipio. Además, una religiosa de Sevilla ha  expresado que Madre María de la Purísima es "una santa y que hace  mucho bien a la Iglesia con su fe a los hombres y a todos los que nos  acogemos a su oración".

Por otra parte, los sevillanos Mari Carmen y José Luis, hermanos  de la Hermandad de la Esperanza Macarena, han explicado a Europa  Press que "como macarenos y acompañantes de las Hermanas de la Cruz  no hay palabras del significado que tiene este acto". También Alberto  Andaña, costalero por primera vez de la Esperanza, pero habitual del  paso del Cristo de la Sentencia, ha manifestado que "los sentimientos  no se pueden describir, hay que vivirlo de verdad, es algo  espectacular" y añadió que "ha sido un acierto no ponerle el palio al  paso de la Virgen, algo extraordinario".

 

Informativos locales: