Uso de Cookies

barcelona

Valls rechaza un pacto de Ciudadanos con Vox en Andalucía

"No puede haber ningún compromiso con la extrema derecha".

Unos 50 manifestantes de diversos colectivos han obstaculizado un acto de Valls.

El ex primer ministro francés y candidato a la alcaldía de Barcelona, Manuel Valls, ha rechazado de plano cualquier pacto postelectoral con Vox en Andalucía, tras su irrupción con 12 escaños en las elecciones del domingo, y ha insistido en su apuesta por un acuerdo entre los partidos constitucionalistas.

En una entrevista en la Cadena SER, recogida por Europa Press, Valls ha pedido no especular sobre un pacto de la formación 'naranja', que respalda su plataforma cívica en Barcelona, con Vox y ha considerado que, dado el ideario liberal y progresista de la formación de Albert Rivera, no cabe un acuerdo con la ultraderecha.

"¿Han pactado Ciudadanos y Vox? No, no especulemos sobre una cosa que hoy no ha pasado. Estoy seguro de las convicciones de Ciudadanos, no puede haber ningún pacto con Vox", ha recalcado.

"No puede haber ningún compromiso con la extrema derecha", ha subrayado Valls, aunque ha recordado su condición de candidato independiente y que no forma parte de la Ejecutiva del partido 'naranja'.

El martes, Valls intervino ante los medios entre silbidos y gritos de los concentrados en la plaza Salvador Seguí, y habandonó el espacio al terminar rodeado por partidarios y agentes de la Guardia Urbana que han hecho un cordón para cortar el paso a los manifestantes por una de las estrechas calles del barrio.

Al dejar atrás a los manifestantes, Valls ha entregado a diversos comercios y vecinos una carta en la que expone su apuesta por mejorar la seguridad de la ciudad y se ha dirigido hasta La Rambla, donde le han vuelto a increpar un par de manifestantes mientras Valls entraba en el Metro en la parada de Liceu.

Después de leer su carta ante los medios y entre críticas de los manifestantes, Valls ha advertido de que no callarán y que no tienen miedo de estos "intolerantes", en referencia a los concentrados, entre los que había vecinos, activistas de Putas Libertarias del Raval, antifascistas e independentistas, entre otros colectivos.

En la plaza también estaban la concejal de la CUP Eulàlia Reguant y la diputada en el Congreso de EnComúPodem Lucía Martín, que han estado apartadas del grupo de manifestantes y sin gritar sus consignas, que han incluido mensajes como 'Fuera fascistas de nuestros barrios', 'Ninguna persona es ilegal' y 'Libertad presos políticos', en catalán. 

Valls ha tenido que interrumpir la lectura de la carta momentáneamente porque se ha cortado el sonido y, al terminar, se ha dirigido a los manifestantes y les ha lanzado un beso, después de advertir desde el atril: "Los pitidos, los insultos y las amenazas no me dan miedo".

ES NOTICIA