Uso de Cookies

EL CAMPILLO, HUELVA

Bernardo Montoya estuvo 20 años en la cárcel por asesinato

El pasado mes de octubre, con 50 años recién cumplidos, salió de la cárcel onubense

El cadáver tenía un golpe en la cabeza y signos de violencia en el cuello

La detención del sospechoso, que se ha producido en las proximidades de El Campillo, ha trascendido apenas dos horas después de que miembros de la Guardia Civil que estaban inspeccionando el lugar donde apareció el cadáver de la joven maestra zamorana se trasladaran hasta la calle del municipio onubense donde vivía Laura desde el 10 de diciembre.

En la calle Córdoba también está situada la casa familiar del detenido, en la que al parecer él vivía desde que salió de la cárcel. Fuentes de la investigación han señalado  que los agentes lo tenían "controlado" y que esta mañana estaba en su coche dando vueltas por el pueblo.

El detenido, que ha sido trasladado a dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil en el municipio de Valverde del Camino, tiene un hermano gemelo, Luciano M.N., condenado hace años por la muerte de una mujer también en el municipio de Cortegana.

Su participación en el crimen de Laura ha quedado descartado, ya que hasta ayer por la mañana estaba en prisión, por lo que no se encontraba en el pueblo cuando desapareció la profesora de 26 años.

Bernardo M.N., por su parte, fue condenado en 1997 a 18 años de prisión por el asesinato dos años antes de una mujer de 81 años en Cortegana (Huelva). Salió de la cárcel en 2015 pero volvió pronto a la prisión de Huelva por la comisión de dos robos con fuerza.

El pasado mes de octubre, con 50 años recién cumplidos, salió de la cárcel onubense.

Mientras continúan las pesquisas en El Campillo por parte de los investigadores, el cadáver de Laura Luelmo está en el Instituto Anatómico Forense de Huelva, donde se le está practicando la autopsia.

A la espera de estos resultados, fuentes de la investigación han indicado que el cadáver tenía un golpe en la cabeza y signos de violencia en el cuello.

De la inspección sobre el terreno que durante varias horas hicieron los agentes de criminalística de la Guardia Civil, las fuentes consultadas han avanzado que los efectivos se llevaron algunos indicios que tendrán que analizar, aunque los resultados de la autopsia serán claves para avanzar en la investigación.

Las muestras de repulsa por lo sucedido y de cariño hacia la víctima y su familia se han sucedido en toda España, como la Universidad de Salamanca, donde estudió, o en la Biblioteca Nacional, donde fue becaria.

Han sido especialmente emotivas y numerosas en municipios de Zamora, provincia de la que era natural la joven, donde se han guardado minutos de silencio en todas las instituciones y organismos públicos con la asistencia de numerosos ciudadanos, y en Huelva.

En la provincia andaluza la han recordado no sólo en El Campillo, donde vivía, sino también en otros municipios como Zufre, Zalamea, Aljaraque, Isla Cristina, Huelva o Nerva, donde Laura Luelmo se había incorporado al claustro del Instituto de Enseñanza Secundaria Vázquez Díaz, para cubrir una sustitución como profesora de Plástica

ES NOTICIA