Uso de Cookies

Europeas

Qué se juega Europa en estas elecciones

La ultraderecha aspira a formar un grupo parlamentario de eurofóbicos

Son muchos los retos: la inmigración, la lucha contra el terrorismo, la ciberseguridad, el empleo, la política agraria comín, la crisis demográfica.

25/05/2019

Este domingo es el último día de las elecciones al Parlamento Europeo, que se están celebrando desde el jueves y en el que España elige 54 eurodiputados, que serán 59 cuando el Reino Unido finalmente se vaya de la Unión Europea.

La configuración de los ocho grupos actuales, con mayoría para populares y socialistas, podría cambiar si sale adelante la iniciativa de Salvini de unir a los partidos eurófobos en un solo grupo y asi fortalecerlos. De hecho, la lucha contra el avance de la ultraderecha estará muy presente en estos próximos cinco años, además de otros asuntos de urgente resolución.

La crisis de los refugiados y la llegada irregular de inmigrantes han sacudido los cimientos de la UE. El Parlamento que salga de las urnas tendrá que abordar la armonización de los criterios de asilo y los flujos migratorios, temas espinosos en la Eurocámara. Mientras que Pedro Sanchez reclamó en su discurso una política responsable pero solidaria, los partidos xenófobos aspiran al cierre de las fronteras. Y para hacerse oir quieren organizarse en un único grupo de ultraderecha que podria convertirse incluso en la segunda o tercera fuerza politica.

No estarán ya los eurófobos británicos, que se habrán marchado cuando se materialice el Brexit, el asunto que mas tiempo ha consumido y al que la UE quiere dar carpetazo para abordar otros temas urgentes.

Y son urgentes porque el enfrentamiento entre EEUU y China está tensionando Europa, que necesita culminar la reforma del euro para no verse debilitada si llega la anunciada recesión global. Con esta perspectiva, España ha propuesto en la cumbre de Rumanía la creación de un seguro de desempleo comunitario, que no todos los paises apoyan, lo mismo que ocurre con la creación de un Ejercito Europeo, que se estudiara en esta legislatura.

También se seguirá luchando contra la contaminación. El Parlamento Europeo prohibirá a partir de 2021 los plásticos de un solo uso y trabajara en la reducción de las emisiones de CO2 en el transporte terrestre y aéreo para llegar a cero emisiones en 2050.

Son muchos los retos: la lucha contra el terrorismo, la ciberseguridad, el empleo, la política agraria comín, la crisis demográfica...

Para todo hace falta negociación y dinero. Lo último se detallará en los próximos presupuestos. Más complicado será el acuerdo en un Parlamento donde avanzarán los populistas, que no solo no están por el proyecto europeo sino que pretenden fulminarlo desde dentro.

ES NOTICIA