Uso de Cookies

salud pública y tabaco
salud pública y tabaco

Organizaciones piden una distancia social de 10 metros para fumar o vapear

Reclaman al gobierno que la desescalada de la hostelería sea 100% libre de humos

Exigen "desnormalizar" el tabaco con el objetivo de que baje la población fumadora

Los solicitantes son Nofumadores.org, la iniciativa ciudadana XQNS, la Federación de las Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria, la Red Europea de Prevención del Tabaquismo  y Lovexair

20 May 2020

Nofumadores.org, de la mano de la iniciativa ciudadana XQNS para el avance de la Ley de Tabaco, junto a la Federación de las Asociaciones de Enfermería Comunitaria y Atención Primaria (FAECAP), la Red Europea de Prevención del Tabaquismo  y Lovexair, han pedido al Gobierno establecer una distancia social de 10 metros para fumar o vapear y que apueste por una hostelería cien por cien libre de humo de tabaco, de cannabis y de vapeo.

Para hablar sobre esta petición, ha estado este miércoles en Hoy en Día Ubaldo Cuadrado, portavoz de NoFumadores.org.

Cuadrado señala que la desescalada de la hostelería debe de ser libre de humos, definitivamente. Y reclama la necesidad de "desnormalizar" el tabaco durante la desescalada del Covid-19 como una estrategia de salud pública y ciudadana con el objetivo de que baje la población fumadora.  

Según el médico de salud pública y portavoz de XQNS, Joseba Zabala Galán hay razones para pensar que este coronavirus igual que navega en las gotas de saliva también cabalga de persona a persona durante el acto de fumar o vapear. 

Señala, además, que los ceniceros de las terrazas de bares y restaurantes pueden ser considerados puntos críticos de contagio ya que acumulan restos de saliva con más que probable carga vírica de personas fumadoras portadoras del virus.

La presidenta de Nofumadores.org, Raquel Fernández Megina, comenta que fumar en los espacios de la hostelería es un factor de relajación de la distancia social de seguridad promovida como medida clave en el control de la pandemia.

Añade que fumar obliga a prescindir de la mascarilla de quien fuma y que el humo de segunda mano aumenta la vulnerabilidad frente al virus de quien respira el humo y el vapor de segunda mano por lo que puede resultar contagiado.

Las personas fumadoras muestran una mayor vulnerabilidad al Covid-19 y mayor riesgo de que se complique a neumonía bilateral y muerte. 

ES NOTICIA