Uso de Cookies

FRANCIA

Treinta minutos decisivos que mantuvieron en pie Notre Dame

París sigue conmocionada 

Ahora se examina la solidez de la estructura y se valora la magnitud del desastre

Los primeros indicios apuntan a que el origen del incendio fue accidental y relacionado con las obras de restauración

Este miércoles repicarán las campanas de todas las iglesias del país. Un mensaje de ánimo y también de solidaridad 

16/04/2019

Francia sigue conmocionada por el incendio que ha devorado buena parte de uno de sus templos más amados, la catedral de Notre Dame. Este martes ha sido un día para examinar los daños y confirmar que, habrá que esperar, para que las campanas de Nuestra Señora vuelvan a tañir. De momento, mañana miércoles repicarán las campanas de todas las iglesias del país. Un mensaje de ánimo y también de solidaridad con Notre Dame.

Hace casi un siglo los parisinos también se congregaron en la Isla de la Cité (S) frente a la fachada de Notre Dame. Entonces los bomberos usaban las mangueras con agua a presión para limpiar la piedra de la catedral. Las imágenes de este Lunes Santo pasarán a la Historia por algo mucho más infausto.

La fachada de la Catedral de Nuestra Señora se yergue aún orgullosa, pero está herida. Han podido comprobarlo los técnicos que ahora deben examinar la solidez de la estructura y valorar la magnitud del desastre. Una investigación que el Fiscal de París ya ha dicho que será larga y compleja.

Los primeros indicios apuntan a que el origen del incendio fue accidental y seguramente relacionado con las obras de restauración. Los bomberos lo tuvieron extremadamente complicado. Hasta bien entrada la madrugada no consiguieron controlar las llamas y el fuego no se dio por extinguido hasta pasadas las once de la mañana de este martes. Teniendo en cuenta cómo es el edificio las cargas de agua desde el aire estaban descartadas. 

El Gobierno francés asegura que Notre Dame no se vino abajo por media hora y precisamente por la labor de los bomberos, que arriesgaron su vida y se metieron en las torres para trabajar desde el interior. Durante toda la jornada se ha interrogado a decenas de testigos, incluidos los operarios que realizaban las tareas de rehabilitación. La catedral gótica en el centro de París es muy amada por los franceses y alberga nueve siglos de historia.

Hace una semana 12 apóstoles y 4 evangelistas eran retirados de la catedral para ser restaurados. Nadie podía sospechar entonces que estas imágenes tendrían otro significado. Dieciséis estatuas que se iban a salvar de la quema. 

ES NOTICIA