Uso de Cookies

DEBATE DE INVESTIDURA

Moreno afronta el debate que le convertirá en el primer presidente andaluz no socialista

La sesión plenaria comenzará a las 12,30 horas de este martes.

Expondrá a los parlamentarios las líneas generales que marcarán su futuro gobierno y solicitará la confianza de la Cámara.

Moreno ha firmado un pacto de gobierno con Ciudadanos y cuenta con el apoyo de Vox.

15/01/2019

Este martes arranca en el Parlamento andaluz el Pleno de investidura en el que el líder del PP-A, Juanma Moreno, aspira a presidir la Junta de Andalucía durante la XI Legislatura, siendo la primera vez que el candidato a dicho cargo no pertenece al PSOE-A, partido que ha gobernado en esta comunidad autónoma durante 36 años de manera ininterrumpida. La sesión plenaria comienza a las 12,30 horas de este martes, cuando Moreno, sin límite de tiempo, expondrá a los parlamentarios las líneas generales que marcarán su futuro gobierno y solicitará la confianza de la Cámara.

Moreno expondrá un programa basado en las 90 medidas recogidas en el acuerdo de gobierno suscrito con Ciudadanos, y en las 37 del pacto de investidura alcanzado con Vox. Al respecto del contenido del discurso de Moreno, la secretaria general del PP-A, Loles López, ha explicado este mismo lunes que irá en la línea en la que se ha basado la campaña electoral, la necesidad de cambio en Andalucía, "un cambio moderado y tranquilo, con un objetivo claro: mejorar la vida de los andaluces, por encima de todo y de cualquier ideología política".

Después la sesión se suspenderá hasta el miércoles a las 10 de la mañana. Será entonces cuando tomen la palabra los portavoces de los grupos, comenzando por Vox y terminando por el PSOE. Cada uno dispondrá de un primer turno de 30 minutos, y la posibilidad de disponer de otros diez tras la respuesta del candidato, que cerrará las intervenciones. Las votaciones, previstas para la tarde, se harán por llamamiento.

Si Juanma Moreno logra la mayoría absoluta, marcada en 55 diputados, quedaría investido presidente de la Junta para la XI Legislatura y, en caso contrario, se convocaría a las 48 horas una segunda votación, donde le bastaría con obtener una mayoría simple.

No obstante, tanto Cs como Vox ya han garantizado su apoyo a la investidura de Juan Manuel Moreno como presidente de la Junta en primera votación, tras firmar sendos acuerdos con los 'populares', unos pactos que se rubricaron en sede parlamentaria, lo que le auparía a la Presidencia de la Junta al sumar el apoyo de 59 escaños.

En caso de que la investidura salga adelante en primera votación, el Parlamento de Andalucía acogerá el viernes, 18 de enero, el acto de toma de posesión de Moreno como presidente de la Junta de Andalucía en la XI Legislatura.

De ser así, y obtener mayoría absoluta en primera votación, la toma de posesión tendría lugar en el Salón de Usos Múltiples de la Cámara autonómica a partir de las 12,00 horas del viernes, y estaría presidida por la presidenta del Parlamento, Marta Bosquet.

El gobierno se sustentará en dos pactos, uno con Ciudadanos para un gobierno de coalición, con Moreno de presidente y Juan Marín de vicepresidente. El otro acuerdo, suscrito con Vox, garantiza el apoyo clave de esta formación a la investidura de Moreno y se sustenta en 37 medidas en paralelo a las pactadas con la formación naranja, que se desliga insistentemente del partido de ultraderecha.

"Hoy se abre una nueva página de la historia tras el monopolio en el poder del PSOE", señaló Moreno durante la firma de estos pactos. Moreno ha dicho que el nuevo gobierno "nace con vocación de estabilidad", con una "base sólida", y que también será "el gobierno del diálogo", ya que tendrá que negociar de forma "constante" con todas los grupos parlamentarios, también con Vox.

El acuerdo de PP y Vox incluye medidas como la creación de una Consejería de Familia y evitar las decisiones que puedan favorecer el "efecto llamada" de los "inmigrantes ilegales". En ese último extremo, Vox ha destacado en su cuenta de Twitter que se ha acordado la "colaboración de la Junta para la deportación de 52.000 inmigrantes ilegales", si bien el acuerdo solo especifica que se cumplirá "con la legislación vigente en materia de inmigración, evitando todas aquellas decisiones que puedan favorecer un 'efecto llamada' y combatir a las mafias que trafican con personas".

El pacto incluye también la promoción de una Ley de Concordia que sustituya a la de Memoria Histórica, y no hace ninguna referencia a la derogación de la ley de violencia de género, la ley LGTBI y la ley de Igualdad, como planteó Vox de forma inicial.

Ambas formaciones se comprometen a "garantizar la libertad educativa y el derecho de los padres a elegir el modelo que deseen para sus hijos" y han consensuado rebajas fiscales, creación de empleo de calidad y medidas de regeneración democrática.

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, ha destacado que es un día importante para Andalucía y España porque "hoy pierden las leyes liberticidas, la inmigración ilegal, la corrupción y los chiringuitos, y ganan los andaluces, el empleo, la defensa de la familia, la libertad y el pluralismo político".

Ortega Smith, que ha asegurado que mantendrán la estabilidad del Ejecutivo salvo que gobierne contra los postulados de Vox, no ha ocultado su malestar con Ciudadanos, al que ha acusado de despreciar a su formación política y a sus votantes. "Se ha retratado y ha sido poco respetuoso y democrático", ha manifestado.

De hecho, el líder de Ciudadanos en Andalucía, Juan Marín, ha insistido en desligarse de la negociación del PP con Vox y ha garantizado que el acuerdo entre ambos partidos "en ningún momento podría vincular al Gobierno de la Junta ni al pacto de 90 medidas".

Marín ha subrayado que en el documento "queda claro" que se llevarán a cabo las medidas programáticas acordadas y que el ejecutivo es "sólo y exclusivamente de dos partidos constitucionalistas como son PP y Ciudadanos", por lo que ha dicho que cumplen su compromiso: "No habrá populistas en el gobierno".

El pacto de investidura con Cs se sustenta en siete puntos, donde se acuerda que apoyarán a Moreno, que Marín será vicepresidente, que se reducirán consejerías -actualmente hay trece-, que la prioridad serán las noventa medidas pactadas y que la estructura del Ejecutivo se decidirá de forma consensuada por ambas formaciones.

Ciudadanos tiene "especial interés" en gestionar las áreas de Regeneración Democrática, Educación, Políticas Sociales y de Economía y Autónomos.

La previsión es que el PP dirija el área de Hacienda y se baraja que también se haga cargo de las competencias en Sanidad, Agricultura y Justicia.

ES NOTICIA