Uso de Cookies

LA VOZ DE VIGORRA

La desigualdad entre autonomías

JESUS VIGORRA 10 October 2019

Se cansaron de repetirlo: El estado autonómico es una fórmula que la sociedad ideó para protegerse, ordenarse y agilizarse, y los andaluces confiamos tanto en esa declaración que la cogimos por bandera arrancando el derecho a tener Estatuto a las élites del norte, noreste y noroeste que solo lo querían para sí. La autonomía andaluza fue conquistada, pero con el tiempo las desigualdades se han agrandado.

Ahora que vuelve a ver meneo -con los independentistas en pie de guerra (como siempre)-, conviene saber las muchas diferencias que soportamos. Por ejemplo, en Andalucía hay 459 enfermeros por cada 100.000 habitantes, un 21,5 % menos de la media española, y poco más de la mitad que Navarra, donde hay 868 por cada cien mil habitantes, y 754 son los que tienen en el País Vasco, una cifra ésta muy similar a la media de la Unión Europea, según datos de un estudio presentado por el Consejo Andaluz de Enfermería, muy actual, realizado entre julio y septiembre de este año. La remuneración de los enfermeros de la sanidad andaluza también es sensiblemente inferior al de otras comunidades autónomas, y el número de mujeres representa casi el 72% de los enfermeros del sistema andaluz.

El estado de las autonomías es hoy asimétrico y se ha convertido en un mastodonde burocrático que, si no regula con acierto las relaciones económicas, ni corrige injusticias y las desigualdades que persisten, más valdría tirarnos al monte de los agraviados, que da réditos. Porque si el estado autonómico no está al servicio de la igualdad de la sociedad, es sencillamente su peor enemigo.

ES NOTICIA