Uso de Cookies

Autonómicas y municipales

Incertidumbre en la pugna por el poder territorial

La incertidumbre y la necesidad de pactos marcan las elecciones municipales y autonómicas donde las grandes batallas se libran: en las grandes ciudades.

Todo apunta a que los alcaldes y los gobiernos  autonómicos se van a decidir por un margen muy estrecho de votos.

25/05/2019

Este domingo, además de todos los ayuntamientos del país, se renueva la composición de diez parlamentos autonómicos. Todo apunta a que los alcaldes y los gobiernos se van a decidir por un margen muy estrecho de votos.

El PSOE espera mantener los buenos resultados de abril y compensar la sopa de siglas de Podemos. El PP pretende frenar su caída, mientras Ciudadanos busca el "sorpasso" y Vox ser decisivo.

Este domingo conoceremos números de concejales y diputados autonómicos, pero las negociaciones serán largas hasta conocer los pactos que a buen seguro serán necesarios para decidir quienes gobernarán en comunidades y ayuntamientos.

La incertidumbre y la necesidad de pactos marcan las elecciones municipales y autonómicas donde las grandes batallas se libran: en las grandes ciudades. En Barcelona los independentistas podrían desplazar de la alcaldía a Ada Colau.

En Madrid el PSOE espera romper una hegemonía del PP de 24 años. Angel Gabilondo podría ganar, pero la fractura de Podemos con Iñigo Errejon como candidato de Más Madrid podriía impedirle gobernar y permitir a PP Ciudadanos y Vox reeditar una alianza a la andaluza. Todo se puede resolver por un escaño y Ciudadanos busca el "sorpasso" a los populares.

El futuro político de Pablo Casado estaría ligado a la suerte de sus candidatos en Madrid. Vox espera ser decisivo en comunidades y ayuntamientos¡. En el de la capital Carmena será la candidata mas votada, pero tendrá que esperar para ver si puede reterner la alcaldía.

Los socialistas confian en el impulso de abril para lograr amplias mayorias en Extremadura, Baleares, Aragon o Castilla-La Mancha que le permitan formar gobierno.

El PSOE además espera ser primera fuerza en feudos tradicionalmente del PP como Castilla y León o La Rioja pero puede ser Ciudadanos quien decida los gobiernos.

En Navarra la derecha de Navarra Suma podría desplazar a los nacionalistas con los socialistas de árbitros.

El PP confía en su amplia implantación territorial para que los votos que salieron en la generales hacia Vox y Ciudadanos regresen.

ES NOTICIA