Uso de Cookies

AEMET

¿Cómo será este otoño?

A pesar del frente frío y lluvioso de este fin de semana, la nueva estación se presenta calurosa y con menos lluvias

Es la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología en la línea cada vez más marcada del calentamiento global

19 September 2019

Según la AEMET tendremos un otoño cálido, con registros que superarán las temperaturas habituales de esta estación y con precipitaciones parecidas a las de años anteriores.

El otoño, que comenzará el próximo lunes a las 09.50 horas, será previsiblemente más cálido de lo normal en España tras un verano marcado por los récord, tanto de precipitaciones como de temperaturas. La AEMET espera que "al menos" será 0,6 grados centígrados más caluroso respecto a los valores medios e incluso "muy cálido" en zonas de montaña.

La tendencia prevista para el otoño por los modelos de predicción a largo plazo para el periodo octubre-diciembre apunta a una mayor probabilidad de que la temperatura alcance valores superiores a los normales en la Península y Baleares respecto a los del período de referencia 1981-2010.

Asimismo, ha subrayado que incluso podría ser "muy cálido" en el noroeste peninsular, sistema Central, Montes de Toledo, Subbética, y sur del sistema Ibérico, donde la anomalía cálida puede alcanzar 1 grado.

Si bien en cuanto a precipitaciones hay la misma probabilidad de que sea normal, más o menos lluvioso de lo normal, de modo que no se identifica, de momento, una tendencia clara. Lo mismo ocurre, según ha añadido, con Canarias, donde no se puede prever claramente como será tanto en temperaturas como en precipitaciones.

La estación llegará tras un verano que termina con características otoñales y un episodio de lluvias torrenciales, después de haber estado marcado por los récord y las olas de calor, tanto en España como en el conjunto del planeta.

De hecho, el verano de 2019 destaca en Europa y España particularmente por dos olas de calor y que ha tenido una temperatura media de 23,8 grados, lo que supone 0,8 grados más de lo normal, por lo que se convierte como el décimo más cálido desde 1965 y el noveno más cálido en lo que va de siglo. Además, resultó un 14 por ciento más seco de lo normal, con una precipitación media de 64 litros por metro cuadrado.

Junto con estas precipitaciones irregulares que dejaron récord, también los termómetros han dejado marcas históricas, en un verano muy cálido, que se convierte en el quinto consecutivo con temperaturas por encima de la media. En la presente década se han registrado cinco de los diez veranos más cálidos desde 1965 y nueve de los diez veranos más cálidos ha tenido lugar en el siglo XXI.

ES NOTICIA