Uso de Cookies

INFORME DE CIBERSEGURIDAD

Elcano ve "inevitable" un aumento del ciberterrorismo a largo plazo

El Real Instituto Elcano considera que, a largo plazo, es "inevitable" que los grupos yihadistas adquieran un gran dominio tecnológico que les permita llevar a cabo ataques ciberterroristas, por lo que ha pedido al Gobierno que lleve a cabo una política más decidida para controlar el ciberespacio y hacer frente a las amenazas.

Informativos CanalSur 18/03/2015

En la presentación del informe mensual de ciberseguridad 'Ciber Elcano', el investigador principal de Seguridad y Defensa del Real Instituto Elcano, Félix Arteaga, ha explicado que actualmente los grupos yihadistas son meros "usuarios" del ciberespacio, pero ha advertido de que "a medio plazo" se prevé la creación de un "negocio de intermediación" por el que pueden tener acceso a instrumentos que permitan alterar contenidos.

"Y a largo plazo, será inevitable que compartan con los gobiernos el dominio tecnológico y eso da una imagen del problema al que nos enfrentamos", ha señalado Arteaga a preguntas de los medios de comunicación tras la presentación del informe, que ha sido desarrollado por Thiber, un think tank de ciberseguridad.

Uno de los creadores de esta plataforma, Adolfo Hernández, ha dicho que "muchas veces se cae en el error de pensar que el único impacto del terrorismo es la muerte de personas", si bien ha remarcado que los grupos yihadistas como el Estado Islámico "han sabido aprovechar los beneficios que reporta el ciberespacio", como la ausencia de barreras geográficas, el impacto que pueden conseguir sus mensajes o la cantidad de usuarios a los que pueden llegar.

Así, ha dejado claro que hoy por hoy tienen capacidad para actividades más "inocentes" como la modificación de una web y, aunque es "un poco prematuro aventurar ataques ciberterroristas" contra infraestructuras críticas de un país, ha subrayado que "potencialmente" podrían hacerlo.

Política nacional
Por todo ello, Arteaga y Hernández han afirmado que la ciberseguridad ha de plantearse como una "política nacional" en la que se impliquen tanto el Gobierno y el resto de administraciones públicas como los actores privados y los propios ciudadanos. Eso sí, han dejado claro que es el Ejecutivo el que debe liderar este proceso.

Y, en este sentido, hace falta pasar de tener una visión de prevención de ciberataques y seguridad en este ámbito a fomentar una "visión empresarial", es decir, que España pase de ser "consumidor" a "productor", de modo que tenga "autonomía y suficiencia".

Por lo tanto, desde el Real Instituto Elcano consideran que para poner en marcha una política efectiva en materia de ciberseguridad hace falta personal experto así como "gestionar una base industrial" con la que España pueda ser competitivo y estar mejor protegida de los riesgos y amenazas.

"Pero para hacer todo esto hace falta dinero", ha apuntado Arteaga, quien ha asegurado que "la idea que tiene el Gobierno" de hacer frente a este reto "no basta" porque "el daño que puede hacer es importante". "No se puede hacer más con lo de siempre", ha añadido.

El investigador del Real Instituto Elcano ha comparado la situación de nuestro país con lo que se invierte en ciberseguridad en otros lugares. Así, ha indicado que Reino Unido dedicará 860 millones de libras en los próximos años y Francia invertirá 1.000 millones de euros sólo este año.

3.000 millones de usuarios
Según Hernández, el cibercrimen es "la vertiente criminal con mayor crecimiento anual", ya que se desarrolla en un espacio en el que actualmente hay 3.000 millones de usuarios y 5.000 millones de dispositivos conectados intercambiando información. Por eso, ha dicho, hace falta ver el ciberespacio como una "oportunidad", ya que se trata de un mercado que ronda los 120.000 millones de euros anuales.

En su opinión, "igual de peligroso es fomentar la cultura del miedo como la autocomplacencia", ya que ésta lleva al "inmovilismo", de modo que ha expresado la necesidad de fomentar el desarrollo de una "conciencia de ciberseguridad", empezando con una legislación que haga que protegerse en el ciberespacio no sea una "opción", sino que venga "por defecto".

"Lo que no puede hacer el Gobierno es decir que todo está bajo control. La ciberseguridad va muy deprisa y lo que hacen los gobiernos va muy lento. Al Gobierno le hace falta decir que existe una política nueva y que hacen falta medios", ha concluido Arteaga.

ES NOTICIA