Uso de Cookies

EDUCACIÓN

El Gobierno desmantela la ley educativa de Wert

El Gobierno está preparando una nueva reforma educativa que enterraría la actual Ley, la LOMCE, más conocida como Ley Wert. Los cambios son sustanciales y se recuperaría la esencia de la antigua LOE.

09/11/2018

En un documento que ya ha remitido al sector educativo para iniciar el debate sobre la nueva Ley, recupera aspectos de la norma que aprobó el PSOE en 2006, como por ejemplo que la asignatura de Religión ya no será una materia obligatoria en los centros y la nota no contará para la media ni servirá para pedir becas o acceder a la universidad.

Propone suprimir el concepto de demanda social que permite ofertar más plazas a los centros concertados y pone trabas a la segregación por sexos para evitar riesgos de discriminación.

En cuanto a las reválidas, se suprimirían y se sustituirían por pruebas plurianuales sin efectos académicos.

Dejará a las comunidades autónomas que regulen el uso de la lengua cooficial y de la escolarización asociada a ella, además vuelve el reparto de competencias de la LOE, el Estado fijará el 65 por ciento del contenido de las materias y el 55 por ciento en el caso de las comunidades con lengua cooficial.

Se crearán planes específicos y personalizados para que los repetidores puedan salir adelante. Con estas novedades hemos sondeado a la comunidad educativa que subraya la importancia de aumentar la financiación.

¿Qué piensan las  asociaciones de padres y madres, sindicatos de profesores y administraciones? Consideran el texto un primer paso para llegar a una ley de consenso. Algo que nunca logró la LOMCE. De hecho, salvo contadas excepciones, todos los grupos parlamentarios, menos el PP, acordaron en 2013 derogarla en la siguiente legislatura. Aunque desde los sindicatos recuerdan que una ley sin financiación suficiente es solo papel mojado.

Un texto que en las próximas semanas se someterá a consulta con las organizaciones educativas y con el resto de las administraciones.