Uso de Cookies

X

El fuerte temporal marítimo cantábrico se cobra dos vidas

El fuerte temporal marítimo que azota hoy el litoral norte peninsular, que está en su totalidad en alerta naranja por olas de hasta siete metros de altura, se ha cobrado la vida de dos personas que han sido arrastradas al mar en el espigón de una playa del municipio guipuzcoano de Mutriku. 

03/01/2018

Las víctimas son un hombre de 67 años y una mujer de 65, vecinos de Vitoria, aunque no vivían en el mismo domicilio, según ha informado el Departamento vasco de Seguridad, que ha detallado que el suceso se ha registrado a las 16.45 horas en el espigón que separa la ría de Deba de la playa de Ondarbeltz, muy próxima al casco urbano de Deba, aunque pertenece al municipio de Mutriku.

Una ola que ha impactado contra la escollera los ha arrastrado y arrojado al mar.

Un testigo se ha lanzado al agua para intentar socorrer a las víctimas, y aunque no ha tenido éxito, sí ha podido salir a tierra por sus medios sin resultar herido. Mientras, varias personas han tratado, infructuosamente, de sacarlos con una cuerda.

Al parecer, según ha relatado el alcalde de Mutriku, José Ángel Lizardi, el hombre ha perdido el conocimiento de forma casi inmediata y su cuerpo flotaba inmóvil boca abajo, mientras que la mujer intentaba ayudarlo.

Sin embargo, la mujer ha sido arrastrada finalmente por la corriente hacia el mar y los testigos que se encontraban en el espigón la han perdido de vista.

Dotaciones de la Ertzaintza, los Bomberos, Salvamento Marítimo y la Cruz Roja se han desplazado al lugar, pero no han podido hacer nada por salvar la vida de las dos víctimas.

El cuerpo del hombre ha sido arrastrado hasta la playa por el propio oleaje, mientras que el de la mujer ha sido rescatado minutos más tarde por los Bomberos cuando el mar lo ha aproximado a la orilla.

Ambos cadáveres han permanecido en el lugar hasta pasadas las 19.15 horas, cuando han finalizado los trámites del levantamiento de los cuerpos.

El Departamento de Seguridad había decretado la alerta naranja para esta tarde en la costa vasca debido a la coincidencia del fuerte oleaje con la pleamar, que se ha registrado a las 17.40 horas.

Este punto no se hallaba restringido al paso de peatones, debido a que no se trata una zona de paseo y normalmente está "poco concurrida", según ha explicado el alcalde de Mutriku, quien ha achacado el accidente a una "temeridad" de las víctimas que se habían acercado, al parecer, al extremo del espigón para contemplar el oleaje.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior ha pedido extremar las precauciones en todo el litoral norte, haciendo especial hincapié en Galicia y Asturias donde se espera el peor oleaje.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene mañana en alerta naranja la totalidad del litoral norte peninsular, debido a las olas de entre 4 y 7 metros que seguirá trayendo la mar combinada del noroeste.

Protección Civil recomienda a los ciudadanos que procuren alejarse de la playa y de otros lugares bajos que puedan verse afectados por las elevadas mareas y oleajes.

Además, aconseja no estacionar los vehículos en zonas que puedan verse afectadas por el oleaje, ya que el mar presentará condiciones extraordinarias que podrían arrastrar los coches.

El tiempo permanecerá estable mañana en el resto del territorio, pero a partir del viernes, víspera del día de Reyes, un frente frío recorrerá la Península de noroeste a sureste -salvo el tercio oriental- dejando abundantes precipitaciones.

Por ello, se van a modificar los horarios de algunas cabalgatas de Reyes en Andalucía y Extremadura.

Así, han adelantado o pospuesto los recorridos de los Magos de Oriente, entre otros, municipios onubenses como Punta Umbría, Gibraleón, Almonte, Bollullos, Niebla o Lepe; los gaditanos de Sanlúcar de Barrameda, Chipiona o Jerez de la Frontera, o los sevillanos de Alcalá de Guadaíra, Los Palacios y Villafranca.

En el caso de Extremadura, los Ayuntamientos de Mérida, Zafra, Almendralejo, Villafranca de los Barros y Fuente del Maestre, todos ellos en la provincia de Badajoz, han optado por adelantar la cabalgata a mañana, jueves.

Y en la localidad coruñesa de Narón, las carrozas quedarán inmóviles bajo una carpa ante la casa consistorial, algo similar a lo que puede pasar en el municipio salmantino de Béjar, donde el Ayuntamiento ha planteado que los Reyes se queden en el recinto ferial para que los niños puedan saludar a los Magos y entregar las cartas al cartero real.