Uso de Cookies

CONMOCIÓN Y REPULSA

El crimen machista de Pau golpea a los pueblos sevillanos de Pilas y Arahal

Repulsa y condena al asesinato de una familia de cuatro sevillanos, una mujer de 36 años, su hijo, su padre y la pareja de éste, asesinados por el marido de la joven en un caso de violencia machista en Pau, Francia. 

11/07/2018

La localidad sevillana de Pilas, de donde eran naturales los fallecidos, ha guardado silencio al mediodía y también la de Arahal, de donde era la pareja del abuelo. Este miércoles se realiza la autopsia a los asesinados. Los cadáveres serán repatriados a Sevilla en los próximos días.

Los vecinos se han concentrado este miércoles para expresar su dolor y repulsa por el terrible caso de violencia machista, ya que el presunto agresor, que se suicidó.

El hombre de nacionalidad gala ha matado a su esposa, nacida en Pilas y de 36 años; el hijo de ambos, de sólo unos dos años; el padre de la mujer y vecino de Pilas; y la pareja sentimental de este último, una mujer que sería natural de la localidad sevillana de Arahal.

Así lo ha manifestado el alcalde de Pilas, José Leocadio Ortega, según el cual la víctima de mayor edad, José Morales, de 65 años, es vecino de Pilas, donde crió a su hija, Manuela, quien residió en la localidad hasta que a los 24 años, tras casarse en el municipio con el varón francés presunto autor de este crimen múltiple, marchó con él al país galo para afincarse allí, contando la pareja con un hijo de apenas dos años nacido en Francia y también víctima mortal de los hechos.

La Policía gala ha encontrado los cadáveres de todos en una vivienda de Pau donde residía esta mujer nacida en Pilas junto a su esposo francés, a cuenta del incendio declarado en la vivienda presumiblemente por éste último antes de suicidarse: la cuarta víctima sería la pareja sentimental del padre de la mujer, es decir, José Morales.

Esta mujer sería natural de Arahal, en la provincia de Sevilla, según la información con la que cuenta el alcalde pileño, quien ha manifestado la conmoción que sacude al municipio a cuenta de este crimen.

Los familiares de las víctimas viajan a Francia. Tienen que reconocer los cuerpos antes de que se les practique la autopsia.

En el pueblo todos conocen a la familia, la pareja se había trasladado hacía un año a Francia. Según una amiga de la víctima, había presentado allí una denuncia por violencia machista.