Uso de Cookies

tenía 700 imágenes de menores en su móvil

Detenido y encarcelado por agresión sexual un profesor de escuela Carmelita de Barcelona

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un profesor de la Escuela Vedruna de Barcelona, de la orden de las Hermanas Carmelitas, y monitor de un centro scout, acusado de un delito de agresión sexual a menores, por el que ya ha ingresado en prisión preventiva.

Según han informado a Efe fuentes cercanas al caso, el profesor, que ya fue arrestado por supuestos tocamientos a menores en 2015, fue detenido de nuevo el pasado de diciembre, después de que un alumno del que tenía una foto desnudo en su ordenador denunciase que había sido víctima no sólo de tocamientos, sino de agresión sexual.

Tras su primera detención en 2015, en la que quedó en libertad por orden del juez, el detenido siguió ejerciendo como profesor en la escuela Vedruna, instalada en el barrio de GrÓcia de Barcelona desde 1862 y nacido de la voluntad de servicio de las Hermanas Carmelitas de la Caridad.

Según las fuentes, el profesor, de 32 años y que además de profesor es monitor de un centro scout del distrito de Horta-Guinardó, fue detenido en 2015 acusado de tocamientos a menores de este centro, aunque quedó en libertad por orden judicial.

Antes del primer arresto, los Mossos d'Esquadra informaron al director de la escuela y registraron el domicilio del docente, donde intervinieron una gran cantidad de material informático.

Sin embargo, en un primer análisis, los Mossos d'Esquadra no hallaron imágenes explícitas de contenido sexual de menores, por lo que la juez le dejó en libertad con cargos.

Los Mossos d'Esquadra siguieron analizando el contenido del material informático intervenido al sospechoso hasta que, finalmente en 2016, localizaron fotografías de niños desnudos.

La juez, al tener conocimiento de ello, citó a los niños que aparecían en las fotografías, uno de los cuales aseguró ante la magistrada que el profesor no sólo le había sometido a tocamientos, sino que le agredió sexualmente.

Tras varios trámites de investigación, la juez ordenó a los Mossos que detuvieran al sospechoso, que aún seguía ejerciendo como profesor en el colegio religioso de las Carmelitas, el pasado 18 de diciembre y, tras tomarle declaración, acordó enviarle a prisión.

En el marco de la investigación, los Mossos d'Esquadra han tomado declaración en las últimas semanas a varios de los alumnos del profesor, según las fuentes.

La escuela Vedruna mantuvo vigilado desde 2015 al profesor detenido ahora

La dirección de la Escuela Vedruna de Gracia de Barcelona decidió en 2015 mantener en su puesto al profesor encarcelado ahora por presunta agresión sexual a menores, pese a que entonces ya fue investigado y quedó en libertad, porque creyó en su inocencia, aunque le mantuvo vigilado.

Los Mossos d'Esquadra detuvieron el pasado mes de diciembre al profesor de cultura religiosa y coordinador de informática de la Escuela Vedruna y que también es monitor de un centro escultista, acusado de un delito de agresión sexual a menores, por el que ya ha ingresado en prisión preventiva.

El profesor, de 32 años, ya fue investigado por supuestos tocamientos a menores en 2015 ocurridos fuera del ámbito de la escuela, pero entonces no se encontraron pruebas contra él.

Sin embargo, fue detenido de nuevo el pasado diciembre, después de que, al parecer, un alumno del que tenía una foto en su ordenador denunciase que había sido víctima no sólo de tocamientos, sino de agresión sexual.

Tras su primera detención en 2015, cuando quedó en libertad por orden del juez, el detenido siguió ejerciendo como profesor en la escuela Vedruna, instalada en el barrio de GrÓcia de Barcelona desde 1862.

Según un comunicado de la escuela Vedruna, en 2015 el colegio tuvo "conocimiento indirecto de una investigación en curso de unos hechos ocurridos en el pasado fuera del ámbito escolar que implicaban a un profesor del centro".

El colegio decidió no apartarle de sus funciones porque creyeron que, al no haber pruebas ni denuncias de familias, prevalía la presunción de inocencia, aunque pusieron en marcha el protocolo de protección a la infancia del centro, que incluyó vigilancia a este profesor.

La dirección de la escuela informó a profesores de confianza para que le vigilasen en diferentes ámbitos, han explicado a Efe fuentes del centro escolar, que también preguntaba a sus alumnos sobre la valoración que hacían de él.

Con el encarcelamiento, la dirección de la escuela decidió en diciembre suspender su relación laboral con el docente e informó al Consorcio de Educación de Barcelona y a la inspección del departamento de Educación, "como marcan los protocolos vigentes, y también a profesores, alumnos y familias de la escuela".

El colegio informó a las familias con una carta enviada por correo electrónico el 18 de diciembre en la que lamentó "profundamente la situación y la gravedad de los hechos denunciados".

"Desde el respeto al derecho a la presunción de inocencia, la escuela ha hecho y hará el seguimiento de todo el proceso para que se lleguen a aclarar los hechos, en colaboración con las autoridades correspondientes", añadía la carta.

La escuela Vedruna ha asegurado que en 2015 activó el protocolo interno de seguimiento "para detectar cualquier tipo de comportamientos inadecuados, sin obtener indicios en este sentido".

También ha asegurado que no tuvo ningún indicio de comportamientos inadecuados de este profesor, que llevaba 8 años en la escuela, "en etapas anteriores".

"Tampoco se tuvo ningún tipo de denuncia los padres ni de alumnos sobre comportamientos inadecuados, ni ninguna información o requerimiento por vía judicial o policial", añade el comunicado de la escuela, a la que los Mossos d'Esquadra comunicaron el 1 de diciembre que había una investigación en curso y le pidieron información y colaboración.

Según la escuela, los Mossos les aconsejaron discreción "para no entorpecer la investigación" con la condición de que les advertirían "de cualquier circunstancia relevante", hasta que fue detenido el 12 de diciembre.

"La escuela siguió en todo momento las indicaciones y las recomendaciones de los Mossos", ha informado el colegio, que ha suspendido la relación laboral con el profesor.

Fuentes de la dirección de la escuela han asegurado que, desde que enviaron la carta todas las familias, "no se ha recibido ninguna información o denuncia en relación al profesor detenido de las familias vinculadas a la escuela".

La escuela, que lleva 150 años formando a los menores del barrio de GrÓcia, ha defendido que su trabajo "ha beneficiado a varias generaciones" y que entre sus motivaciones está "la defensa de los derechos de los niños, especialmente los más vulnerables".

"Por ello, desde nuestro proyecto educativo también hemos querido dar a los niños aquellas herramientas que les permitan defenderse de los abusos y de cualquier injusticia", han añadido las mismas fuentes.

Por su parte, la Fundación Vedruna Educación ha asegurado que mantiene "el compromiso de actuar con responsabilidad y en defensa de los derechos de los niños y jóvenes" y "el compromiso con la transparencia ante esta situación". 

ES NOTICIA