Uso de Cookies

X
publicidad

Canal Sur


Un gran turismo de altos vuelos

24/10/2017 Fermín Rodríguez

 

La llegada del nuevo Stinger supone el desembarco de la firma coreana en el atractivo segmento de los Gran Turismo. Y el recién llegado puede provocar muchos dolores de cabeza en sus competidores por todo lo que aporta, a unos precios mucho más que interesantes.

En KIA se tomaron muy en serio el lanzamiento de su primer GT. De este modo, tras dar a conocer un primer concept en 2011, se ha trabajado muy a fondo, tanto en las mesas de diseño, como en las carreteras y circuitos europeos para que nada pudiera quedarse atrás a la hora de lanzar este Stinger.

Estéticamente, no es un coche que pase desapercibido precisamente. En su frontal destacan las generosas tomas de aire, destinadas a refrigerar tanto al propulsor, como al poderoso equipo de frenado de las ruedas delanteras. Lateralmente lo más reseñable es la pureza de líneas alcanzada. Eso sí, con una cintura alta, como se presume en un coche de talante marcadamente deportivo. Las llantas, de 18” y opcionalmente de 19” en la versión “top”, ofrecen un diseño muy actual y permiten una correcta refrigeración de los frenos. Y quizá sea la zaga la que remarque más esa condición de coche de elevadas prestaciones, gracias a las cuatro colas de escape que enmarcan los deflectores para canalizar el aire bajo el vehículo.

Como todo GT que se precie, el Stinger debía ser un vehículo capaz de brindar emociones muy fuertes, sin que por ello se precisara renunciar al confort. De ahí que el habitáculo ofrezca dos plazas delanteras sumamente confortables –algo típico de los GT- y dos plazas posteriores no menos amplias –lo que sí es noticia.

Los asientos frontales brindan todo tipo de reglajes, lo que unido a una columna de dirección regulable en altura y profundidad, permiten al conductor encontrar la mejor posición a la hora de conducir. Sin llegar a ser baquets, los asientos delanteros han sido diseñados para brindar una magnífica sujeción lateral, algo muy importante a la hora de ir deprisa en zonas reviradas.

Y vayamos a la madre del cordero: El Stinger se ofrece con dos motores de gasolina y una versión diesel. La gran estrella es el V6 de 3.3 litros sobrealimentado, cuya potencia asciende a 276 kW (370 CV) a 6.000 rpm, con un par máximo de 510 Nm (52,05 mkg) entre lass 1.400 y las 4.000 rpm. La caja de cambios, con todas las motorizaciones, es automática y de 8 relaciones. Con esta versión la potencia se transmite por un avanzado sistema de tracción total. Gracias a todo ello, el Stinger V6 3.3I acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos y alcanza los 270 km/h de velocidad máxima.

Opción intermedia es el tetracilíndrico sobrealimentado de gasolina, de dos litros. Con este motor se alcanzan los 188 kW (255 CV) a 6.200 rpm, con un par máximo de 353 Nm (36,2 mkg) entre 1.400 y 4.000 rpm. En este caso hablamos de un propulsión trasera, sin opción a contar con la tracción total. Esta versión acelera de 0 a 100 km/h en 6,0 segundos y alcanza los 240 km/h de velocidad punta.

Completa la oferta en cuanto a motorizaciones el 2.2 diesel sobrealimentado, con una potencia máxima de 149 kW (200 CV) a 3.800 rpm, con un par máximo de 440 Nm (44,89 mkg) entre 1.750 y 2.750 rpm. Co este propulsor, el cliente elige entre propulsión trasera o total. El Stinger con este motor diesel acelera de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos y alcanza los 230 km/h.

El esquema de las suspensiones ha sido uno de los puntos donde los ingenieros han puesto mayor interés. Finalmente, monta una suspensión delantera independiente de tipo McPherson, mientras que la trasera es independiente con doble triángulo y barra estabilizadora. Para adaptarse a los gustos y exigencias de cada conductor, el Stinger cuenta con un avanzado sistema electrónico de gestión de la suspensión, que la endurece o ablanda en función a la manera de conducir de cada uno.

Para detener con plenas garantías al Stinger, se le ha dotado de unos poderosos discos autoventilados (Brembo y pinzas de 4 pistones para la versión más potente) en las ruedas delanteras y macizos en las traseras (autoventilados Brembo con pinzas de dos pistones para la versión V6 de 3.3l).

Y este Stinger cuenta también con todos los sistemas de ayuda en la conducción de los que ya hablamos cuando probamos el Optima.

Para poner los dientes largos a más de uno, aquí pueden echar un vistazo a los precios. En solo unos días estará disponible en los concesionarios de la marca.

PRECIOS:

PVP

Recomendado

Stinger 2.2 CRDI STYLE 200 CV

37.900 €

Stinger 2.2 CRDI XTREME 200 CV

41.650 €

Stinger 2.2 CRDI XTREME 4x4 200 CV

43.650 €

Stinger 2.2 CRDI GT LINE 200 CV

47.150 €

Stinger 2.2 CRDI GT LINE 4x4 200 CV

49.150 €

Stinger 2.0 T-GDI STYLE 255 CV

38.900 €

Stinger 2.0 T-GDI XTREME 255 CV

42.650 €

Stinger 2.0 T-GDI GT LINE 255 CV

48.150 €

Stinger 3.3 T-GDI GT 4x4 370 CV

54.150 €