Uso de Cookies

LA CARRERA MÁS DURA DE LA HISTORIA

Plomo en los bolsillos

Manuel Ladrón de Guevara 18/07/2019

El Tour nació para vender periódicos. Y nada vende tantos periódicos como la épica y el sufrimiento. Por eso sus organizadores endurecieron la carrera hasta límites insoportables. Llegó a los Pirineos en 1910 cuando no había ni siquiera carreteras hasta las cumbres. Un año más tarde se subió por primera vez al GALIBIER, un coloso de 2.645 metros, en el que todos los corredores se apearon de la bicicleta.

En 1926 se corrió el Tour más largo de la historia, con 5.745 km. Los recorridos eran tan difíciles que en 1933 todos los corredores menos cinco llegaron fuera de control en una u otra etapa. Entre esos cinco estaba VICENTICO TRUEBA, un furioso escalador concentrado en metro y medio de ciclista. Viéndole subir aquellas cuestas descomunales el gran patrón del Tour, Hernri Desgrange, le apodó "la pulga de Torrelavega", e inventó la clasificación de la montaña. Trueba fue su primer ganador. Debió ganar también aquel Tour de 1933, porque de los cinco corredores que no llegaron fuera de control en alguna etapa, él tenía el mejor tiempo. Pero el Tour, tan inflexible otras veces, se saltó su propio reglamento y repescó a un gran número de corredores.

En 1924 se produjo el plante más sonado de la historia de la centenaria carrera. Los hermanos Pelisier, las grandes figuras del momento, decidieron bajarse de la bicicleta y dejar plantada a la organización debido al rigor de la prueba y a las arbitrarias decisiones de los organizadores. 

Henri, el mayor y el mejor de los hermanos, ganador del Tour el año anterior, declaró de manera memorable: "Para hacer la carrera más dura, un día nos colocarán plomo en los bolsillos alegando que Dios hizo al hombre demasiado ligero..."

 

NOTICIAS RELACIONADAS

ES NOTICIA