Uso de Cookies

FINAL DE LA COPA DEL REY EN SEVILLA

Más de 2.500 agentes velarán por la seguridad en la final de la Copa del Rey

Se prevé la asistencia al estadio Benito Villamarín de 57.000 personas

Se han distribuido 21.800 entradas por equipo

24 May 2019

Más de 2.500 efectivos componen el dispositivo de seguridad para la final de la Copa del Rey que disputarán este sábado Barcelona y Valencia en el Benito Villamarín.

El dispositivo estará compuesto por 1.360 funcionarios de Policía Nacional, con la participación de Unidades de Intervención Policial (UIP), Prevención y Reacción (UPR), Caballería, guías caninos, un helicóptero, la Brigada Provincial de Información, la Provincial de Seguridad Ciudadana e indicativos de los distritos de la ciudad afectados.

Los efectivos de Policía Local  controlarán la accesibilidad al estadio y la movilidad en los puntos clave de la ciudad y evitarán las actuaciones ilegales desde el punto de vista administrativo en el entorno del estadio; y además participarán Bomberos, Protección Civil, Policía Autonómica, cuatro equipos de emergencias del 061 y 470 vigilantes de seguridad aportados por el Betis.

El plan se intensificará con la llegada a Sevilla de los equipos y las aficiones: cinco aviones, otros tantos trenes (cuatro dobles y uno simple) y 80 autocares por parte del Barcelona; y un avión, cuatro trenes dobles y 70 autobuses por la del Valencia.

Para facilitar la movilidad de los aficionados, se han previsto lanzaderas desde Santa Justa hasta las 'fan zones' de cada equipo: el Barcelona en el barrio de Heliópolis, en la Avenida de Italia en confluencia con la de Holanda; y el Valencia, en la Avenida de Las Razas, zonas que estarán abiertas desde las 10:00 horas del sábado hasta las 18:00, cuando abrirán las puertas del estadio.

El plan también contempla la vigilancia y control de los hoteles en los que se hospedan las aficiones, los traslados al estadio y la concentración de aficionados en las inmediaciones, además de equipos especializados en neutralizar productos pirotécnicos y un control exhaustivo de los accesos y de la tenencia de sustancias estupefacientes.

Se prevé la asistencia al estadio Benito Villamarín de 57.000 personas y se han distribuido 21.800 entradas por equipo.

 

ES NOTICIA