Uso de Cookies

X
publicidad

Canal Sur


Carlos Sainz gana la sexta etapa y recorta minutos a Peterhansel; Benavides hace historia en motos

El español Carlos Sainz (Peugeot) ganó este jueves la sexta etapa del Dakar, entre la ciudad peruana de Arequipa y La Paz, por delante del líder del rally, el francés Stéphane Peterhansel (Peugeot), al que le recortó cuatro minutos y seis segundos.

11/01/2018 Fermín Rodríguez

Tras culminar la etapa, Sainz se encuentra ahora a 27 minutos y 10 segundos de su compañero de equipo antes de la jornada de descanso que este viernes tendrá el Dakar en la capital de Bolivia.

Después seguirán ocho etapas por el altiplano boliviano y el noreste de Argentina donde el madrileño tratará de neutralizar la ventaja del francés, pues es prácticamente el único piloto con opciones serias de impedir que Peterhansel gane su tercer Dakar consecutivo en coches.

En tercer lugar quedó el catarí Nasser Al-Attiyah (Toyota), a 5 minutos y 5 segundos de Sainz, mientras que el sudafricano Giniel De Villiers (Toyota) fue cuarto, a 5 minutos y 39 segundos.

Los pilotos del Dakar pasaron por primera vez a orillas del lago Titicaca, punto de partida de la segunda especial del día que abre un período de cinco días, incluida la jornada de descanso, por la altura y el frío de Bolivia.

Tras dejar atrás los cinco días de complicada navegación por el desierto de Perú, el objetivo de Sainz era llegar a La Paz con opciones de pelear por su segundo Dakar, tras haberlo ganado ya en 2010.

En Bolivia las etapas se desarrollarán eminentemente por caminos pedregosos y de tierra, propicios para que el experimentado piloto de rallys pueda poner en aprietos a Peterhansel, el piloto más laureado de la historia del Dakar, con trece victorias, seis en moto y siete en coche.

Con buena parte del recorrido aún por hacer hasta la meta en Córdoba (Argentina), Peterhansel y Sainz son a priori los candidatos más claros para llevarse el triunfo, pues el holandés Bernhard Ten Brinke (Toyota), tercero en la general, está a 1 hora y 20 minutos del líder de la carrera. 

Por su parte, el argentino Kevin Benavides (Honda) es el nuevo líder del Dakar en motos al finalizar en segunda posición la sexta etapa del rally, entre la ciudad peruana de Arequipa y La Paz, cuyo ganador fue el francés Antoine Meo (KTM).

Benavides, primer argentino que lidera la categoría de motos del rally en toda su historia, completó los 196 kilómetros cronometrados de la etapa a 30 segundos de Meo, y cerca de tres minutos por delante del francés Adrien Van Beveren (Yamaha), al que desbancó de la primera plaza de la clasificación general.

El español Joan Barreda (Honda) hizo tres segundos más que Van Beveren y se quedó a tres minutos de Benavides, por lo que ahora está a 9 minutos y 33 segundos del liderato del rally.

El también español Gerard Farrés (KTM) volvió a cuajar una buena actuación al terminar en la novena posición del día, a 4 minutos y 14 segundos de Meo.

La etapa, con un recorrido total de 760 kilómetros, tenía inicialmente 313 kilómetros cronometrados para las motos, pero finalmente solo hubo 196 kilómetros de competición, pues el primer tramo cronometrado se suspendió para las motos por la acumulación de lluvia.

Los motociclistas iniciaron la especial del día a orillas del Titicaca, el lago navegable más alto del mundo, a 3.800 metros sobre el nivel del mar, que da inicio a los cinco días de carrera en altura que se disputarán sobre el territorio boliviano.

En esta etapa, los competidores abandonaron Perú y cambiaron el desierto, donde tuvieron dunas durante cinco días consecutivos, por el altiplano boliviano, en el que correrán por pistas de tierra, con la velocidad como factor clave.

Para aclimatarse a la altitud de La Paz, los participantes en el Dakar tendrán este viernes una jornada de descanso en la capital boliviana antes de afrontar la segunda parte del rally, con ocho etapas consecutivas, dos de ellas maratón, que terminará el día 20 en Córdoba (Argentina).

Tras ir escalando posiciones sucesivamente en los últimos días, Benavides llega a la jornada de descanso con todo a favor para optar a la victoria del rally en su propio país.