Uso de Cookies

derbi

Cuando la rivalidad quedó aparcada por un chaval de 2 años: Ian Reina

10 November 2019

Betis y Sevilla han sido capaces de aparcar su rivalidad en un puñado de ocasiones. Lo hicieron en el dolor, por la muerte de Antonio Puerta y Miki Roqué. Pero ya lo hicieron hace 25 años para ayudar a un pequeñín de dos años que necesitaba un transplante de médula. Ian Reina, que es como se llamaba, se curó, se hizo un adulto sano y hemos estado con él.

Tras recibir el premio Nobel, Albert Camus escribió lo siguiente: "lo que sé acerca de la moral y las obligaciones de los hombres, se lo debo al fútbol". Probablemente se refería a casos como este. En 1994 Ian Reina tenía dos años. Padecía Leucemia, y necesitaba un carísimo tratamiento que su familia no le podía costear. Sevilla y Betis se unieron por la vida. Por la vida del pequeño Ian, que con su chupete apenas comprendía todo aquel alboroto a su alrededor.

Ian Reina es hoy un hombre de 27 años, completamente curado, que recuerda emocionado aquella tarde de 1994 en el Ramón Sánchez Pizjuán. Aquel derbi lo ganó el Betis por 1-2, con doblete de Sabas para los verdiblancos y de Monchu para el Sevilla. Pero la recaudación superó sobradamente lo que la familia de Ian necesitaba. 25 años después Ian Reina, socio del Betis, naturalmente quiere que gane su equipo...

No solo la muerte, la de~Antonio Puerta~y la de~Miki Roqué,~logró~ aparcar esta rivalidad eterna. Una tarde remota de 1994 lo hizo también la vida. La vida del pequeño Ian, que se hizo hombre. Y bético... hasta la médula.

ES NOTICIA