Uso de Cookies

X
Estamos modificando nuestra web. Disculpen las molestias.
Carta al rector

Cristina Cifuentes renuncia al máster y dice que no va a dimitir

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha asegurado hoy que la renuncia a su máster de la Universidad Rey Juan Carlos no es un desafío a nadie sino una decisión "absolutamente personal" que no ha consultado con el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy. Ha añadido que no piensa dimitir.

 

17/04/2018

 
Así lo ha anunciado Cifuentes en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, en la que también ha negado que la Comunidad de Madrid esté paralizada por la polémica de su máster, por el que -ha dicho- no se ha planteado dimitir.

"No me he planteado dimitir, no hay razones objetivas para ello, no las hay: Estamos cumpliendo el acuerdo de investidura, que no se ha incumplido, además no estoy siendo investigada, no he cometido ninguna irregularidad, no estoy señalada. Será la justicia la que determine las responsabilidades", ha argumentado.

Cifuentes ha repetido que no hay motivos para marcharse porque "no hay imputación, ni ilegalidad, ni hay incumplimiento" pero ha apuntado que estará "siempre a lo que diga" su partido, "como toda mi vida", si bien ha dicho que le gustaría "finalizar la legislatura".

"Tengo el apoyo de mi partido y de mi presidente, lo tengo indudablemente", ha asegurado, antes de repetir que estará "a disposición de lo que el partido considere que es mejor y más conveniente".

Si la oposición quiere plantear una moción de censura, ha seguido diciendo, puede hacerlo porque "es un mecanismo perfectamente legítimo", aunque Ciudadanos tendrá que explicar a sus votantes y a todos los madrileños por qué estaría dispuesto a desalojar al PP del Gobierno cuando el pacto de investidura "no se ha roto ni se ha incumplido".

"Tendrá que explicar por qué entrega la Comunidad de Madrid al PSOE y a Podemos, por qué impide que podamos llevar a cabo proyectos como lo que hemos anunciado hoy, y por qué está actuando de forma tan irresponsable", ha continuado.

Respecto a su decisión de renunciar al título de máster, que ha dado a conocer a través de una carta al rector de la Universidad Rey Juan Carlos, Cifuentes ha negado que estuviera pactada con Rajoy, y ha asegurado que es una decisión "absolutamente personal" que lleva "días madurando".

"Yo no quiero tener ese máster", ha resumido, porque a pesar de que ha asegurado que ella lo obtuvo "legalmente", lo cierto es que "se han ido conociendo irregularidades administrativas" de la Universidad que hacen que no quiera utilizarlo.

"Me remitieron un acta que luego ha resultado ser falsa, y luego abrieron una investigación. Me parece incomprensible", ha puesto como ejemplo, antes de apuntar que ella pidió a la Universidad documentación que acreditase que había aprobado el máster, "pero jamás se pidió que se mandara ningún acta".

También ha mostrado su preocupación por la posible violación de la ley de protección de datos que se haya podido producir, y ha pedido a la Universidad que "profundice en ese asunto" para conocer "qué personas y de qué manera han podido acceder al expediente, incluso si ese expediente se ha podido manipular".

En su carta al rector, ha explicado que le traslada que ella no cometió "absolutamente ninguna" ilegalidad y que cumplió "todos los requisitos" que la Universidad le puso para conseguir el máster "teniendo en cuenta las dificultades que yo tenía para cursarlo".

Tras insistir en que no ha tenido "jamás" ninguna ventaja por el hecho de tener ese máster, pide disculpas en su carta al rector "a quien se haya podido sentir agraviado" por las facilidades que le dio la universidad, facilidades que admite que tal vez debió rechazar. 

La presidenta ha insistido en que en la carta al rector no dice nada distinto a lo que dijo en el pleno extraordinario sobre el máster o en sus distintas comparecencias.

"Poseo el título, poseo todos los certificados acreditativos sellados y compulsados por la Universidad", ha insistido, por lo que ha instado a la oposición a que "no busque excusas ni pretextos para propiciar un cambio y para que gobierne la izquierda".

También se ha quejado del "escrutinio por tierra, mar y aire, mañana, tarde y noche", al que ha estado sometida "durante 28 días", una situación que dice no haber visto "jamás" hacia un político a pesar de que afirma que ha dado "explicaciones más que sobradas".

"He sido yo quien se ha dirigido a la justicia, antes que la Universidad. Espero que sea la justicia la que lo clarifique", ha zanjado.