Uso de Cookies

X
publicidad

Canal Sur


Concentraciones frente a los ayuntamientos de todo el país para pedir unidad y diálogo

07/10/2017

Una semana después del referéndum ilegal catalán, la iniciativa ciudadana Hablamos-Parlem proponen una vuelta al diálogo, tan simple y tan complicado.

El color elegido es el blanco. De la paz y sin colores de banderas. Una de las manifetaciones más siginificativas es la de Barcelona. Frente al Ayuntamiento se  han concentrado miles de personas.

Esta iniciativa popular ha tenido también una importante repercusión aquí en Andalucía. En Sevilla se han concentrado en el Ayuntamiento.

Cientos de la personas se han congregado en Sevilla, quieren que los políticos estén a la altura del momento tan delicado que estamos viviendo. 

Muchas personas con ganas de que se hable también en Córdoba y Granada.

En Barcelona

Los concentrados han hecho volar unos globos blancos, han aplaudido en diversas ocasiones -algunos con guantes blancos- y han lanzado proclamas como "el pueblo catalán no quiere división", "sí se puede" o "queremos hablar".

Además, los manifestantes, en un tono pacífico y sin exhibir banderas españolas, catalanas ni independentistas, han alzado carteles contra la declaración unilateral de independencia u otros que versaban: "España es mejor que sus gobernantes".

La concentración ciudadana no ha sido organizada por ningún partido político, pero sí que ha acudido una representación del PSC, encabezada por el primer secretario del partido, Miquel Iceta.

En declaraciones a los periodistas, Iceta, que ha dicho que acudía más como "ciudadano", ha subrayado que "mucha gente" está pidiendo hoy en las calles "diálogo", por lo que ha pedido solucionar el conflicto catalán desde la negociación, aunque para ello no debe haber "decisiones unilaterales".

En la movilización también se ha visto otros dirigentes socialistas, como Assumpta Escarp y Jaume Collboni, además del primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, o el secretario de la UGT, Josep Maria Álvarez.

En Twitter, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha publicado una foto de la plaza Sant Jaume llena y otra de la concentración paralela frente al Ayuntamiento de Madrid y ha escrito: "Miles de personas envían un mensaje de paz a sus gobernantes: lo valiente, hoy, es escuchar y sentarse a hablar".

Precisamente, en la pared del Ayuntamiento de Barcelona, unos concentrados han colgado un gran cartel con el lema "Parlem, hablemos", en un gesto aplaudido por los manifestantes.

Uno de los carteles que se ha visto hoy a favor de la concordia entre Generalitat y Gobierno decía "Que se besen", algo que sí ha hecho en la plaza Sant Jaume una pareja de recién casados que se han encontrado la manifestación al salir del Ayuntamiento.

Como es costumbre, la novia también iba de blanco y junto con su marido han lanzado el ramo a los concentrados en la plaza.

En Madrid

Miles de ciudadanos ataviados de blanco convocados por la plataforma ciudadana 'Hablamos' ha reclamado hoy en la plaza de Cibeles de Madrid que haya "sensatez" y "diálogo" para solucionar el conflicto secesionista en Cataluña.

Durante la manifestación se han podido escuchar proclamas como "sin banderas", "Ra-ra-ra, queremos hablar", "Carles, Mariano, a ver si nos llamamos" o "Esto no es juego de Tronos", al tiempo que podían leerse carteles con mensajes como "#Hablemos", "#Falemos", "Parlem? Espanya es diversa".

Además, sobre una pequeña lona en el suelo con la palabra "diálogo", la gente ha dejado mensajes como "Soy catalana y amo Madrid" y "Este país ya hizo la guerra una vez, nunca máis!", y muchas personas han pasado portando una bandera blanca y gritando "Esta es nuestra bandera".

En declaraciones a Efe, uno de los promotores de esta manifestación, Guillermo Fernández, ha explicado que con esta convocatoria que se celebra de manera simultánea en varias ciudades españolas quieren reclamar "sensatez" y una rebaja del ritmo, porque "va muy rápido" y ahora es el momento de "la cordura y de hablar".

"Los gobernantes no pueden seguir por este camino, porque nos están dividiendo y envolviendo en banderas para hacernos chocar. Este país no lo merece", ha asegurado Fernández.

Por todo ello, este madrileño decidió convocar esta manifestación junto a un grupo de amigos a través de las redes sociales bajo el lema 'España es mejor que sus gobernantes. ¿Hablamos?'.

Los manifestantes debían ir vestidos con prendas blancas o portando banderas blancas, para pedir diálogo, cordura y responsabilidad, según ha explicado este investigador de la Universidad Complutense de Madrid.

"Acudir de blanco era lo mejor porque es el color que admite todos los demás colores encima, es un símbolo de entendimiento, que es lo que más falta hace de cara a la semana que viene", ha añadido.

A su juicio, la ciudadanía está mostrando más sentido común que sus gobernantes, a los que ha exigido diálogo "una y mil veces" y ha visado: "Volveremos a salir hasta que se sienten. Tenemos muchas cosas en común. Queremos convivencia y no odio".