Uso de Cookies

publicidad
sentencia ere

Un largo proceso judicial que empezó hace nueve años

La macrocausa de los ERE tiene en la sentencia de la pieza política un hito.

Aún hay pendientes 150 causas más abiertas por sobrecomisiones y ayudas cobradas por empresas.

Fue el ERE de Mercasevilla el que inició el proceso.

19 November 2019

Esta sentencia ha tardado casi un año en redactarse. Y otro año de juicio. Pero las vidas de los acusados están pendientes desde hace mucho más años. La causa de los ERE la abrió la jueza Mercedes Alaya en enero de 2011, es decir, hace casi nueve años. Vemos un resumen con las claves de esta macrocausa en la que política y justicia han estado de la mano.

Todo empezó con el ERE de Mercasevilla. El ex director de Trabajo, Javier Guerrero, puso en la pista a la jueza Mercedes Alaya: contó que había otros ERE similares. Y lo hizo con una expresión que acaparó titulares y portadas, aunque en el juicio, negó haberlo dicho: "no ha salido de mi boca", dijo en su declaración.

A partir de ahí, Alaya abrió la macrocausa de los ERE. Su tesis: la Junta creó un sistema de ayudas ilegal, para darlas, con dinero público, y sin control. Todo esto, durante diez años, entre 2001 y 2010, manejando 855 millones en total. Lo suscriben los fiscales. Manuel Fernández habló durante el juicio de "un sistema injusto y arbitrario".

En frente, la tesis de la Junta: el sistema, aprobado por el Parlamento, era legal. Durante su declaración, Manuel Chaves argumentó que "era la ley, era la ley. Y, por definición, una ley no puede ser ilegal".

Según Alaya, los 855 millones eran ilegales. Los fiscales hablan de 741 fraudulentos. La Junta insiste en que el 85 por ciento del dinero fue para 6.500 trabajadores cuyas prejubilaciones nadie ha cuestionado; y calcula que 140 millones se dieron de forma fraudulenta. En este sentido, el ex presidente José Antonio Griñán dijo tras declarar ante el Supremo que "yo no no creo que hubiera un gran plan. Hubo un gran fraude. Y eso significa que algunos controles pudieron fallar".

La macrocausa se divide en tres patas: la parte política, que este martes ha sido sentenciada, la parte de las sobrecomisiones de los intermediarios de los ERE y la parte de las ayudas a las empresas. En total, restando el proceso que juzgaba a la cúpula del gobierno, quedan otros 150 procesos abiertos. Todo está en instrucción aunque algunas causas si están ya listas para el juicio oral.

Los altos cargos que ya han sido juzgados no tendrán que volver a sentarse en el banquillo por el principio jurídicos de que nadie puede ser juzgado dos veces por los mismos hechos. Excepto el ex director general de Trabajo, Francisco Javier Guerero, y el ex consejero de Trabajo, Antonio Fernández, que tendrán que responder de otros delitos distintos a los juzgados en este proceso. 

ES NOTICIA