Uso de Cookies

cádiz

Un funeral que llega 83 años tarde

14/07/2019

El cementerio de Paterna de Rivera, en Cádiz, ha sido hoy escenario de un entierro que llega ochenta y tres años tarde. Les hablamos de los restos de diez vecinos del pueblo fusilados al inicio de la guerra civil y que han estado todo estos años en una fosa común. Hoy han recibido una sepultura digna.

A las puertas del ayuntamiento de Paterna, Luis se enfrenta a toda una vida: ochenta y tres años atrás sus padres fueron fusilados. Por eso sigue el cortejo en el que sólo tal vez, estén entre los diez cuerpos recuperados de la fosa a la que fueron arrojados. La misma que les recibe ahora reconvertida en tumba de verdad, donde dormirán, ahora sí, en paz.

El acto es sobre todo es simbólico porque la Universidad de Granada no pudo identificar a ciencia cierta el vínculo familiar, aunque los descendientes nunca olvidarán quiénes son. 

Y la antigua fosa común tiene hoy forma de mausoleo coronado por un monumento que ya ha suscitado malestar en el obispado de Cádiz por su supuesto carácter político.

A las puertas del cementerio un monolito recuerda los nombres de los fusilados. Ochenta y tres años después al menos diez de ellos ya duermen un sueño digno.

ES NOTICIA