Uso de Cookies

comisión de investigación Faffe

El pago de 15.000 euros en el Ángelo con la tarjeta de la FAFFE fue anulado al día siguiente

8 November 2019

El dueño de Don Angelo es el único de los comparecientes hasta ahora que ha aceptado contestar las preguntas de los portavoces aunque ha pedido que no se grabe ni se emita su imagen.

José Ruiz era el propietario del club donde el ex director de la FAFFE, Fernando Villén, pagó 15.000 euros con una de las tarjetas de la fundación. Ha asegurado que en su establecimiento no se prestaban servicios sexuales, que no conocía a Villén y que fue la encargada del local fue la que le cobró la factura esa noche.

José Ruiz García, dueño del club de alterne Don Angelo en el que se pagaron miles de euros de dinero público a través de tarjetas de crédito de la Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (FAFFE), ha negado que conociera a su exdirector, Fernando Villén, y ha afirmado que su local no era un prostíbulo sino un bar de copas.

Ruiz García, que ha acudido a la comisión acompañado por un asesor, ha comparecido a condición de que su imagen no fuera hecha pública ni distribuida en ningún formato, lo que ha provocado un retraso de media hora en el inicio de la misma y que la retransmisión del Parlamento haya evitado enfocarle.

Villén, exmiembro también de la Ejecutiva del PSOE andaluz, desembolsó 14.737 euros en el antiguo club de alterne de Sevilla en marzo de 2010, según la UCO, una cantidad que Ruiz García ha calificado como "normal" para un negocio como el suyo, que es "de copas", y en el que ha negado que se prestaran servicios sexuales.

Por espacio de una hora, el primero de los citados por la comisión que responde a las preguntas de los diputados ha dicho "desconocer" la mayoría de las cuestiones claves que se le han planteado por parte de los distintos partidos excepto el PSOE, que ha hecho un alegato contra la explotación sexual de las mujeres y ha eludido interrogar al compareciente.

Ruiz García ha dicho que frecuentaba "muy poco" el local que era de su propiedad, al frente del cual habitualmente se encontraban dos encargadas, una de las cuales, llamada Juana, que tenía "amistad" con Villén, fue quien le comunicó al día siguiente la anulación del cargo de casi 15.000 euros con la tarjeta de la FAFFE y su posterior abono en metálico por parte del chófer del exdirector de la fundación.

"El cargo de 15.000 euros era normal, era un bar de copas. Hay discotecas que cobran más de 14.000 euros por las copas en reservados", ha aseverado, a la vez que ha sostenido que a él no le informaron "de nada" de lo ocurrido aquella noche. "No sé ni qué tarjeta era, ni quién era su dueño ni su identidad", ha zanjado.

También ha dicho desconocer si el local era frecuentado por funcionarios o políticos de la Junta de Andalucía y, preguntado por qué cree que su local está bajo investigación, ha manifestado: "Porque le ha tocado a este negocio, porque por lo visto este señor (Villén) frecuentaba más clubs, y le tocó al mío".

Según la investigación de la Guardia Civil desde esta fundación se usaron ocho tarjetas de crédito en gastos por un importe de unos 32.000 euros en 12 fiestas en prostíbulos de las provincias de Sevilla, Cádiz y Córdoba.

Todos los grupos parlamentarios, salvo el PSOE, han agradecido reiteradamente a Ruiz García su comparecencia ante la comisión y han considerado su testimonio "importante" para "dirimir la responsabilidad política" en este caso.

Antes, en su declaración, Antonio Ramírez de Arellano, ha recordado brevemente que sólo fue consejero de Economía y Hacienda seis meses. Dicho lo cual se ha acogido a su derecho a no responder a los grupos y se ha marchado, igual que han hecho por la mañana los ex consejeros de Empleo Javier Carnero y José Sánchez Maldonado. Todos han incidido en la intención electoralista que ven en sus citaciones. 

Después se ha producido un nuevo rifirafe entre el portavoz socialista y el presidente de la comisión. La actividad de la comisión se reanuda el próximo dia 21.

ES NOTICIA