Uso de Cookies

10 años de su desaparición

El abogado de la familia de Marta cree que "Carcaño no sabe dónde está el cuerpo"

Para el abogado "el Cuco está en las mismas condiciones que Miguel"

23/01/2019

El letrado que en su día representó a la familia de Marta del Castillo, José María Calero, ha asegurado en los micrófonos de Canal Sur Radio que, probablemente, "Carcaño no sabe dónde está el cuerpo de Marta... aunque sí sabe quién lo sabe".

El abogado ha hecho estas declaraciones este miércoles en el programa de Rafa Cremades, cuando se cumplen diez años del caso que conmocionó a toda Andalucía.

Calero afirma que  "lo que ha dicho Carcaño oculta o ha pretendido ocultar la verdad y pretendido no incluir en el hecho a personas que realmente lo que hicieron en su mentalidad es ayudarle, ayudarle a esconder y hacer desaparecer el cadáver. Yo creo que sabe quien lo sabe, pero el propiamente no creo que ni siquiera las personas que lo hicieron se lo contaran, porque no deja de ser una personalidad con menos recursos y más débil que las otras personas que participaron y yo supongo que para qué van a correr el riesgo de contarle algo para que pueda entrar en una situación de crisis y lo cuente"

Añade que "el Cuco está en las mismas condiciones que Miguel, es decir está en una situación en ese momento puntual esta en una situación psicológica absolutamente de mínimos, es decir, no sé si se tambaleaban al caminar, pero probablemente. en esas condiciones que estaban ellos y que yo creo que se pueden considerar acreditadas, no creo que tuvieran capacidad de hacer nada. Fueron otras personas, probablemente, las referentes en adultos de ambos los que asumieron la responsabilidad de lo que ellos entendieron que era ayudarles".

"Sobre donde está el cadáver, la verdad es que el misterio continúa, y mucha gente me pregunta y a veces piensas que la primera versión, más sencilla, del río, que estaba muy cerca, que estaba al lado, y que tenía un nivel de fango en el fondo que si se hubiera arrojado un cadáver probablemente no se hubiera podido encontrar".

"Lo que es evidente y por eso lo hace tan difícil es que fue un hecho no pensado, se produjo de manera explosiva ese acto criminal y fue probablemente también improvisada toda la acción posterior de quienes les ayudaron. Porque es evidente que dos chavales que estaban además embriagados o intoxicados o habían consumido estupefacientes y alcohol no tendrían claridad de ideas para hacer nada".

"Entonces fue la gente que les ayudó, alguno de los cuales conocemos o conocimos y otros no, ellos fueron los que decidieron con el acierto que les dio la suerte de la improvisación, que aveces como pasa con el tráfico, un volantazo sale y dices, madre mía de la que me he librado, pues esto es un poco así".

"La versión de que los dos la agredieron sexualmente y de que la asesinaron ayudados uno del otro y otro del uno es la que ha defendido la acusación en su momento. Sobre esta cuestión yo he insistido mucho en la distorsión que se produce en cualquier enjuiciamiento cuando participan un mayor y un menor, y de la necesidad de que hubiera una reforma legislativa y que un hecho solo lo juzgue un juez y que sea posible compatibilizar esa necesidad de un solo enjuiciamiento de un  hecho con los derechos que pueda tener el menor".

"La justicia es una actividad humana, la familia de marta nunca quedo satisfecha, los niveles de satisfacción se van incrementando conforme consigues objetivos, había mucha gente que decía que es imposible que lo condene si no hay cadáver, gente hasta catedráticos, era un objetivo que se consideraba imposible y lo conseguimos. Pero es verdad que hay una insatisfacción en la familia porque parece que hay una distorsión entre lo que pasó y lo que recoge la sentencia, pero eso tiene que ver primero con la natural limitación de cualquier actividad humana, que nadie es perfecto y nadie puede desarrollar su actividad sin ningún error. Y luego tiene que ver también con ese doble enjuiciamiento del que antes hemos hablado".

ES NOTICIA