Uso de Cookies

X
publicidad

Canal Sur


Las cámaras de la estación de tren grabaron a la pequeña Lucía andando sola

La Guardia Civil continúa tomando declaración a personas relacionadas con el caso de la pequeña Lucía, hoy han declarado los padres. Ayer adelantamos aquí que su cuerpo no presentaba señales o heridas en los pies. Un detalle que aporta dudas sobre la principal hipótesis de los investigadores, la de una muerte accidental. Hoy, desde Algeciras, el ministro del Interior ha pedido prudencia ante este caso y no ha descartado ninguna hipótesis. 

01/08/2017

Los padres de la pequeña Lucía declaran hoy como testigos en la investigación de la desaparición y muerte de su única hija. Se suman a las declaraciones tomadas por la Guardia Civil de otros testigos y el maquinista que ya han testificado. Ahora se esperan los resultados del Instituto Nacional de Toxicología sobre las muestras de tejido y sangre y, sobre todo, el informe definitivo de la autopsia del Instituto de Medicina Legal. Se trata de saber de la forma más exacta posible la hora de la muerte, entre otras muchas cuestiones. El Ministro del Interior ha pedido hoy prudencia.

LAS CÁMARAS LA GRABARON ANDANDO SOLA

Las cámaras de seguridad de la estación de tren de Pizarra  la grabaron andando sola en dirección a Álora, según han informado fuentes próximas a la investigación.

La niña de tres años que fue hallada muerta a la mañana siguiente en la vía del tren aparece en las imágenes grabadas por las cámaras situadas a pocos metros de la estación andando junto a la vía férrea de la línea de cercanías C-2, que une Álora con la capital malagueña.

El cadáver de la pequeña fue encontrado a las 6.51 horas del pasado jueves por un maquinista de tren en el punto kilométrico 158,5 de esa línea férrea, a unos tres kilómetros del lugar donde desapareció.

Las primeras investigaciones apuntan a que la niña se perdió, anduvo unos tres kilómetros por la vía del tren y, cuando se cansó, se acurrucó junto a la vía, donde al parecer el paso de un tren le habría causado el golpe en la cabeza que se cree que acabó con su vida.

El informe preliminar de la autopsia indica que el fallecimiento de la niña se produjo por "muerte violenta por traumatismo craneoencefálico severo".

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha pedido hoy "prudencia" y que "no se aventuren conjeturas" sobre las causas del fallecimiento de la menor hasta que concluyan las investigaciones de la Guardia Civil.

Según una información de Canal Sur, la autopsia apunta que no existen lesiones en los pies de la niña, lo que pondría en duda la hipótesis de que recorrió los más de tres kilómetros que separaban el lugar donde desapareció de donde fue encontrada muerta en las vías del tren.

La Guardia Civil ha tomado hoy declaración en calidad de testigos a los padres de la pequeña, Antonio Vivar y Almudena Hidalgo, quienes la perdieron de vista en torno a las 23.20 horas del pasado 27 de julio cuando jugaba con sus primos en la terraza de un restaurante en la explanada de la estación de tren de Pizarra.

El subdelegado del Gobierno en Málaga, Miguel Briones, ha pedido cautela porque todas las conclusiones están condicionadas por el informe definitivo del Instituto de Medicina Legal, el cual "necesita su tiempo" y está pendiente de la obtención de los datos del Instituto Nacional de Toxicología.