Uso de Cookies

X
publicidad

Canal Sur


La fiscalía pide ocho años de internamiento para el menor acusado de provocar el incendio en una casa cueva de Almería en el que murieron tres personas

La fiscalía de menores ha pedido una pena de ocho años de internamiento para el joven de 16 años acusado de provocar el incendio que causó la muerte de tres personas en una cueva de Almería el pasado mes de abril

11/10/2017

Los hechos ocurrieron el 21 de abril del presente año en  una casa cueva en el paraje 'La Molineta' de Almería. Las víctimas mortales fueron dos chicas de 12 y 15 años y un joven de 21.

La fiscal solicita esta pena por un delito de incendio en concurso ideal con tres delitos de homicidio, por el que también pide 5 años de libertad vigilada para este acusado, 

Por estos mismos delitos, el Ministerio Público ha pedido 5 años de internamiento terapéutico en régimen cerrado y otros 5 años de libertad vigilada para otro menor de 17 años que participó en los hechos.

Además, acusa a otros tres menores de delitos de omisión del deber de impedir delitos por los que pide penas de 24 meses de internamiento en régimen semiabierto para uno de ellos y 24 meses de libertad vigilada para los otros dos con distintas medidas para cada uno de ellos.

Según el relato de la fiscal, los hechos tuvieron lugar sobre las 17.00 horas del 3 de abril de 2017 cuando cuatro de los acusados se reunieron en las inmediaciones de la zona de La Molineta de la capital almeriense, donde coincidieron con el acusado de 17 años y las víctimas.

En dicha zona se ubicaba una casa cueva en cuyo interior había algunos muebles viejos que eran utilizados por los menores y allí el principal acusado, el menor de 16 años, mantuvo una "fuerte discusión" con el joven de 21 por "supuestas deudas económicas".

Una vez finalizada, el joven, las chicas de 12 y 15 años y otro adolescente -el único superviviente del incendio- entraron en la casa cueva para "pasar el rato".

Sin embargo, como el menor de 16 años "seguía enfadado y quería pegarle un susto", acordó con el de 17 prender fuego "aún a sabiendas del riesgo para la vida" de los jóvenes que se encontraban dentro de la casa cueva.

El menor de 17 años "se arrepintió" y "reaccionó llamando al único superviviente del incendio e intentó apagar el fuego mientras era recriminado y supuestamente apedreado" por el otro, según consta en el escrito de alegaciones de la Fiscalía.

Respecto a los otros tres acusados, la fiscal mantiene que "fueron protagonistas en todo momento" de este ilícito y que "a pesar de ello, se mostraron fríos y pasivos, mirando cómo -el chico de 17 años- intentaba apagar el fuego sin hacer absolutamente nada para intentar evitar que fuera adquiriendo semejantes dimensiones".

"Ya sólo cuando el desenlace fue inevitable salieron corriendo del lugar para pedir ayuda", añade el Ministerio Público