Uso de Cookies

X
publicidad

Canal Sur


La consejera de Salud asegura que se atendieron las 6 denuncias sobre los ascensores del Valme

La consejera de Salud, Marina Álvarez, ha asegurado hoy en el pleno del Parlamento andaluz que el SAS atendió las seis denuncias presentadas por el sindicato USO por el funcionamiento de los ascensores del sevillano hospital de Valme, en uno de los cuales murió Rocío Cortés, de 25 años, el 20 de agosto.

13/09/2017

En una sesión en la que PP, Podemos e IU han efectuado duras intervenciones pidiendo responsabilidades políticas y que se garantice que no volverá a pasar un accidente así, que han achacado a los recortes en mantenimiento y Sanidad, Ciudadanos ha pedido a la Junta que ayude a la familia de la joven fallecida, madre de tres niñas, y el PSOE ha reprochado el uso político de esta tragedia.

A la sesión han asistido el padre y el hermano de Rocío Castro, que han abandonado el salón de plenos durante la intervención del diputado socialista Francisco Vargas, negándose a hacer declaraciones a los periodistas pero mostrándoles su indignación por que la muerte de Rocío Castro se pretenda reducir a un accidente sin responsables.

La consejera, que ha anunciado la personación del SAS como acusación particular en la causa abierta por el juzgado de instrucción número 1 de Sevilla, ha asegurado que las seis denuncias presentadas por USO lo fueron en el 2015 y el 2016, ninguna este año, y que "no se debieron a problemas técnicos sino funcionales" y sin especificar a qué ascensores afectaban -el del accidente fue el número 3-.

Todas estas denuncias se atendieron según el protocolo previsto y se dio traslado a la empresa Orona, responsable del mantenimiento, además de que la Junta dispone del registro de toda la tramitación de cada una de ellas, y de que los responsables sanitarios mantuvieron más de veinte reuniones con sindicalistas de USO entre 2016 y 2017 sobre este asunto.

La consejera ha asegurado que el accidente no se ha producido ni por ahorro ni por recortes, como ha afirmado la oposición, de la que ha dicho que siente "bochorno" por la utilización que ha hecho del accidente, ha asegurado que los 1.116 ascensores del SAS cumplen la normativa y ha concluido: "Somos los más interesados en conocer qué ha pasado y en depurar responsabilidades".

Por su parte, la diputada del PP Patricia del Pozo ha calificado de "brutales" los recortes en la sanidad andaluza desde el 2010, "no desde que llegó (Mariano) Rajoy", y ha mencionado un informe del ex presidente andaluz José Antonio Griñán al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero informándole de recortes en la sanidad andaluza de 700 millones de euros entre el 2010 y el 2011 -"ahí empezaron a cargarse la sanidad", ha asegurado-.

La diputada de IU Inmaculada Nieto Castro ha asegurado que el accidente es "consecuencia de una serie de decisiones políticas desacertadas por criterios de ahorro" lo que ha afectado a la asistencia sanitaria y al mantenimiento de las instalaciones -el personal de mantenimiento del SAS ha descendido un mínimo del 30 % en Sevilla, y un 21 % en Andalucía, ha dicho-.

El diputado de Podemos Juan Antonio Gil ha anunciado que pedirán la comparecencia parlamentaria de más responsables de Sanidad, que se trata de un "problema político" y que se deben depurar responsabilidades, y ha asegurado que la anterior directora del Valme también fue informada de problemas en los ascensores.