Uso de Cookies

Decisión de Bruselas

El almacenamiento privado de aceite comenzará el 21 de noviembre

El Comité de Gestión de Mercados Agrícolas de la Unión Europea (UE) lo ha aprobado este jueves.

Se realizará en cuatro periodos entre el 21 de noviembre y el 25 de febrero.

Incluye por primera vez todas las categorías de aceite.

El reglamento no fija una cantidad máxima de almacenamiento, ni tampoco un presupuesto máximo para abordar la operación.

31 October 2019

El Comité de Gestión de Mercados Agrícolas de la Unión Europea (UE) ha aprobado este jueves la activación de la ayuda al almacenamiento privado de aceite -que incluye por primera vez todas las categorías de oliva virgen- en cuatro períodos entre el 21 de noviembre y el 25 de febrero de 2020.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha informado en un comunicado de que el reglamento de ejecución, que tendrá que publicarse en el Diario Oficial de la UE, no fija una cantidad máxima de almacenamiento, ni tampoco un presupuesto máximo para abordar la operación.

Sí establece cuatro licitaciones para almacenar las cantidades necesarias hasta que se logre reequilibrar el mercado: del 21 al 26 de noviembre de 2019; del 12 al 17 de diciembre de 2019; 22 al 27 de enero de 2020 y del 20 al 25 de febrero de 2020.

El texto recoge ayudas para un periodo de almacenamiento de 180 días y cada operador podrá presentar una sola oferta por cada categoría y para una cantidad mínima de 50 toneladas.

En los próximos días, una vez que se haya publicado el reglamento, el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) establecerá el procedimiento que deberán seguir los operadores para la presentación de sus ofertas.

El Comité de Gestión que ha dado el visto bueno al almacenamiento está compuesto por representantes de las administraciones de los Estados miembros de la UE y presidido por la Comisión Europea (CE).

Según el Ministerio, las instituciones comunitarias responden así a la demanda del Gobierno para actuar en defensa del sector del aceite de oliva, con el objeto de favorecer el equilibrio entre la oferta y la demanda, y en consecuencia la recuperación de las cotizaciones.

España había solicitado esta medida para responder a la situación del mercado, caracterizado por unos precios bajos y unas existencias iniciales excepcionalmente elevadas, a lo que se añade la incertidumbre actual por la situación del comercio exterior y los aranceles impuestos por EEUU por el caso Airbus.

ES NOTICIA