Uso de Cookies

HUELVA

Almonte se prepara para el Rocío Chico y el traslado de la Virgen

Es la obra cumbre del exorno con el que recibe la llegada de la Virgen del Rocío al pueblo cada siete años

Una catedral gótica efímera que en su punto más alto alcanza los 20 metros y tiene una anchura de 60 metros.

15/08/2019

Se trata de una estructura que desde hace décadas levanta el Ayuntamiento en la plaza central de la localidad, una gran obra arquitectónica que cambia sustancialmente la imagen del espacio que se extiende frente a la iglesia parroquial almonteña y junto al edificio de la casa consistorial.

El acto ha comenzado con el encendido del alto relieve, obra del escultor José Antonio Navarro Arteaga, e iluminación general, patrocinada por CECSA, y ha seguido con la bendición de la catedral a cargo del párroco de Almonte, Francisco Martín Sirgo, ante un gran número de personas, en su mayoría vecinos del pueblo.

La alcaldesa de Almonte, Rocío del Mar Castellano, ha explicado que este año se ha estrenado nuevo diseño, fruto de una importante inversión municipal que ha aportado seguridad y perdurabilidad a la instalación que, como novedad en esta ocasión, va a permanecer instalada los nueve meses de estancia de la Virgen en el pueblo.

Un hecho a considerar, según la regidora, porque "así podrá ser admirada por la multitud de personas que en este tiempo especial visitará Almonte, bien con las peregrinaciones de las hermandades filiales y asociaciones rocieras, bien en visitas de carácter turístico, cultural o religioso con motivo del nuevo Año Jubilar, que coincide con el centenario de la coronación de la Patrona de Almonte".

El diseño de la catedral efímera responde a los principios que caracterizan a las grandes catedrales góticas: La luminosidad, transparencia y ligereza de su estructura.

En lo que respecta a su narrativa iconográfica que ha determinado el historiador del Arte almonteño Manuel Galán, en sus puertas, cristaleras y otros elementos de su estructura cuenta con relieves de la Asunción y de Pentecostés, los escudos del Rey Felipe VI, del Papa Francisco, de Almonte, la provincia de Huelva y la Hermandad Matriz, vidrieras con referencias a los Padres de la Iglesia y a los cuatro Evangelistas, así como anagramas marianos y letanías del Rosario.

Además, es un homenaje a Juan El Zagalejo, Matías Aceitón y Juan Antonio Acosta, los tres artistas locales considerados los padres del exorno con que el Ayuntamiento de Almonte engalana la plaza Virgen del Rocío para dar la bienvenida a su Patrona a su llegada desde la aldea.

Ha cerrado la inauguración el canto de la Salve Rociera bajo la dirección de Chico Gallardo. 

ES NOTICIA