Uso de Cookies

La Fiscalía pide 15.000 euros

Juicio contra "Spiriman" por injurias y calumnias a Susana Díaz

Susana Díaz ha declarado por videoconferencia que los "insultos no son parte de la política"

Ha destacado el daño y la ofensa personal y familiar padecida

Jesús Candel ha manifestado a los periodistas que "lo que llaman insultos" no son más que críticas a la gestión sanitaria

El juicio prosigue esta tarde con la declaración del médico granadino 

26/06/2019

La expresidenta andaluza Susana Díaz ha destacado el daño y la ofensa personal y familiar que dice haber padecido por la cascada de insultos difundidos en redes sociales por Jesús Candel, conocido como 'Spiriman', durante su declaración en el juicio contra el médico, acusado de un delito de injurias.

Díaz ha declarado este miércoles como testigo a petición de la defensa de Candel, y lo ha hecho por videoconferencia y desde una sala judicial de Sevilla.

La secretaria del PSOE ha dicho sentirse "muy ofendida" y ha apuntado que aunque el que entra en política está sujeto a críticas, "una no está obligada a soportar insultos a su familia, que te digan sinvergüenza, hija de puta, cantona, corrupta".

También por videoconferencia ha declarado en calidad de testigo el que fue viceconsejero de Salud Martín Blanco, que ha lamentado el daño a sus hijos y a su madre, anciana, por los insultos de Candel, y ha pedido la retirada de todos los vídeos del médico, "que además tienen ánimo de lucro".

El médico ha reiterado que los insultos a la expresidenta por los que está acusado de injurias tenían un cariz político y eran una defensa a un ataque de Díaz. Ha hecho estas consideraciones a preguntas de los periodistas durante un receso antes de declarar. Candel ha reiterado, como hizo durante la fase de instrucción, que "lo que llaman insultos" a Susana Díaz no son más que críticas a la gestión sanitaria

Cientos de ciudadanos se han manifestado a las puertas de los juzgados de Granada para apoyar al médico conocido como "Spiriman".

 

ES NOTICIA