Uso de Cookies

publicidad
pagos excepcionales

El coste de las derramas, fuente de conflictos entre vecinos

El impago de cuotas en las comunidades de propietarios se ha reducido tras dispararse con la crisis.

Los Administradores de fincas pueden solucionar muchos problemas y evitar fricciones entre vecinos.

20 November 2019

Seis de cada diez españoles vivimos en pisos y un 78 por ciento es propietario de su vivienda. En Andalucía, 83 de cada 100 personas vive en zonas urbanas, lo que nos pone por encima de la media española. Pero tener piso propio implica por lo general formar parte de una comunidad de propietarios. Cada uno con su propia manera de ser y de actuar.

Si las cuotas mensuales para el mantenimiento del edificio común suelen pagarse, el problema suele aparecer cuando es necesario establecer una derrama para afrontar algún gasto extraordinario. Entonces, sea por motivos económicos o por no estar directamente afectado por el asunto a solucionar, hay quienes se resisten a pagar el extra. Y los conflictos se disparan.

Afortunadamente, la gestión de las comunidades está ya en el 80 por ciento en manos de los administradores de fincas. Dada la complejidad administrativa, legal, tributaria o financiera que han adquirido las cuestiones relacionadas con la propiedad urbana y la propiedad horizontal, la labor de los administradores de fincas puede resolver muchos asuntos engorrosos.

Y no hay nada mejor para comprobarlo que pasar por la experiencia de ser presidente de la comunidad de propietarios y tener que lidiar con los vecinos que se niegan a pagar una derrama... o simplemente, que son como son.

ES NOTICIA