Uso de Cookies

DÍA HISTÓRICO: PRIMER AVE MADRID-GRANADA

Granada se conecta a la Alta Velocidad

La alta velocidad ya une la capital de España con Granada después de cuatro años de aislamiento 

El primer tren ha entrado en Granada a la hora prevista, a las 12:36

Sánchez ha inaugurado la salida desde Madrid y Moreno se ha unido en Antequera

25/06/2019

El viaje inaugural del AVE Madrid-Granada, que este martes hace el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, es el colofón a una obra que ha tardado dieciséis años en concluir y en la que se han invertido 1.675 millones de euros, según datos del Ministerio de Fomento.

El primer AVE Madrid-Antequera-Granada ha llegado a su destino a las 12.36, tres horas y cuarto después de partir de la estación de Atocha, con el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, a bordo acompañado entre otros del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y del presidente andaluz, Juan Manuel Moreno.

El tren ha realizado una parada en Antequera (Málaga), donde Moreno y otros cargos de la Junta de Andalucía se han incorporado a la comitiva y donde Sánchez ha descubierto una placa conmemorativa. Además de Moreno, han recibido a Sánchez en la estación de Antequera el delegado del Gobierno en Andalucía, Lucrecio Fernández; la consejera del Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, y el alcalde de la localidad, Manuel Barón.

Todos han completado el tramo Antequera-Granada en el mismo tren que Sánchez, al igual que la expresidenta andaluza Susana Díaz, a quien este ha saludado en la estación de Santa Ana con un efusivo abrazo.

A su llegada a la estación de Atocha, desde donde parte la línea, Sánchez ha posado unos instantes ante la prensa gráfica antes de subirse al vagón, pero no ha hecho declaraciones. El tren ha salido de la estación a la hora prevista, las 9:15 horas.

En la llegada del AVE a Granada se ha celebrado un acto inaugural con el alcalde de Granada, el ministro de Fomento en funciones, el presidente de la Junta y el presidente del Gobierno en funciones.

Pedro Sánchez ha vaticinado que la llegada del tren de alta velocidad (AVE) a Granada llevará "más empleo, más turismo y más desarrollo económico" a esta provincia. Con la llegada del AVE, Granada "le gana una batalla al tiempo" acercando la ciudad a Madrid y Barcelona y propiciando que las oportunidades de negocio se multipliquen.

Sánchez ha recordado que en 2018 más de un millón de turistas procedentes del extranjero visitaron Granada, una cifra récord que con la llegada del AVE la ciudad estaría capacitada para superar.

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno, ha valorado la llegada de la Alta Velocidad a Granada como un "revulsivo económico" para el conjunto de esta región y un importante pilar para la cohesión social de una comunidad con un objetivo "irrenunciable": Ser la locomotora económica de España. Durante su intervención, el presidente andaluz ha resaltado el "ambicioso" proyecto del AVE a Granada por el gran esfuerzo inversor que ha supuesto poner en marcha una obra con "muchas dificultades" que han debido superar gobiernos del PSOE y el PP.

"Los proyectos colectivos que han sido impulsados de manera transversal siempre han generado éxito para nuestra democracia", ha manifestado Moreno, que ha querido trasladar también la satisfacción personal que le produce el día de hoy por sus "estrechos" vínculos familiares con esta provincia.

Un proyecto, el del AVE, que va a hacer avanzar el país, ha proclamado el presidente de la Junta, para quien "el mundo está hoy más cerca de Granada".

Por su parte, el alcalde de Granada, Luis Salvador (Cs), ha calificado el de hoy como un día "histórico" al que se ha llegado después de que los granadinos lleven "muchos años peleando" para que la llegada del AVE fuese una realidad. Su llegada, ha dicho, supone un antes y un después para la economía y el turismo de calidad que demanda esta provincia y contribuye al logro de proyectos pendientes como el del acelerador de partículas.

16 AÑOS DE OBRAS Y 1.675 MILLONES INVERTIDOS

El tren, que desde este miércoles funcionará para el público, unirá las ciudades de Madrid, Antequera (Málaga) y Granada, una distancia de 568 kilómetros que recorrerá en poco más de tres horas.

La puesta en funcionamiento del servicio pondrá el broche a una reivindicación ciudadana que se remonta a finales de los años noventa, aunque la primera traviesa se colocó el 23 de febrero de 2003.

En este periodo han debido resolverse numerosos problemas técnicos y políticos para dar luz verde a la nueva línea ferroviaria que conectará la capital de España con unas de las poblaciones con mayor turismo del país.

La llegada del AVE a Granada generará en el sector de la hostelería y el turismo unas "grandes expectativas", según ha indicado  el presidente de su federación, Gregorio García, quien ha lamentado que hasta ahora esta ciudad no haya podido ser competitiva con otros destinos con alta velocidad.

Con una oferta diaria de en torno a 2.000 plazas, los tiempos de viaje entre Madrid y Granada oscilarán entre las 3 horas 5 minutos y las 3 horas 19 minutos, según Renfe, que también pondrá en servicio un tren Ave diario entre Granada y Barcelona.

Las discrepancias entre la Junta de Andalucía, gobernada entonces por el socialista Manuel Chaves, y el Ejecutivo del popular José María Aznar acerca del tipo y características de la infraestructura demoraron la puesta en marcha del nuevo AVE hasta que el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero optó por la doble plataforma y su impulso.

Pero problemas presupuestarios derivados de la crisis económica, retrasos en las obras y, consecuentemente, fechas incumplidas fueron ahogando los deseos ciudadanos de acercar Granada al resto del país a través de la alta velocidad. Las primeras previsiones había fijado su llegada en 2007.

En términos ferroviarios, la ciudad andaluza ha estado muy aislada del resto de Andalucía y del país e incluso, en abril de 2015, sufrió la suspensión del tráfico ferroviario entre Antequera y Granada a causa de las mismas obras de construcción de la alta velocidad. Esa interrupción ferroviaria, que se previó que se prolongase un semestre, perduró 40 meses, hasta el 26 de noviembre del año pasado, cuando entró en servicio un Talgo Madrid-Granada.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, comentó entonces que su reapertura "era un compromiso ineludible del Gobierno con los granadinos".

El precio del billete será de 80,30 euros en el caso de una plaza sin descuento para viajar en clase 'Turista' en el tren entre Madrid y Granada. El del trayecto desde esta ciudad hasta Barcelona costará 118 euros.

ES NOTICIA