Uso de Cookies

Entrevista Canal Sur TV

Ayuda en Acción: la escuela acaba con la ablación

Pilar Lara, responsable de Base Social y Campañas de "Ayuda en Acción" en Andalucía.

Día Internacional contra la Mutilación Genital Femenina.

La sufren tres millones de niñas y adolescentes en el mundo y "trabajar con las propias niñas es fundamental para cambiar esta idea".

06/02/2019

Hay una práctica de tortura que cada año sufren tres millones de niñas y adolescentes en el mundo: La Mutilación Genital femenina. 

Pilar Lara es Responsable de Base Social y Campañas en la Delegación de "Ayuda en Acción" en Andalucía, ha relatado que "es una tradición muy arraigada que se transmite por la línea materna. En la mayoría de las comunidades se entiende que es cosa de mujeres. Por eso trabajar con las propias niñas y mujeres es fundamental para cambiar esta idea"

"Es una forma de maltrato y tortura. Un delito contra los derechos humanos y no se puede entender como un tema cultural. Por eso es importante la cobertura legal que se le da al tema. Por ejemplo, en Kenia está prohibido pero allí mismo, en las comunidades lejanas se sigue practicando o ignoran que está prohibido" ha contado Pilar Lara.

"Son comunidades muy aisladas, sin agua ni electricidad... y para una mujer casarse es una forma de subsistir y la mutilación un rito obligado en el primer matrimonio, asegura la responsable de Ayuda en Acción en Andalucía, "Que esto se pare y se sepa que hay otras formas de desarrollo; es importante que comprendan que antes del matrimonio hay que ir a la escuela y acceder a ella es una herramienta de progreso mucho mejor" .

Hay mutilaciones que son cortar el clítoris y hay otras también mucho más brutales con lo que el índice de mortalidad de las niñas puede llegar al 8%. Se hace con rituales que causan muchos problemas".

Lara ha dicho que la presión social es muy importante, pero en días como este hay que destacar que se puede combatir. "Recordemos que hay lugares que en 2001 la mutilación llegaba al 100% y que hoy lo que queda es una reducto. Este podría ser un ejemplo de lo que sirve la ayuda y la concienciación. Y eso se consigue trabajando con la comunidad y a nivel educativo y por supuesto, asegura Pilar, creando barreras de protección con casas de acogida. Lo importante es que en un plazo de quince años este problema se está resolviendo y las primeras niñas que estuvieron en esas casas y obtuvieron una educación son maestras de sus comunidades e impulsoras de este cambio social".

Ha querido reiterar el mensaje para aquellas mujeres que pudieran estar en peligro que deben saber que en España desde 2014 la mutilación genital femenina es un delito.

ES NOTICIA