Uso de Cookies

sentencia

Los miembros de La Manada permanecen en la prisión Sevilla I a la espera de destino definitivo

Sobre un posible recurso el defensor ha dicho que "primero hay que leer la sentencia, no quiero hacer como muchos políticos han hecho, comentar el fallo sin leer la sentencia"

22/06/2019

Los cinco miembros de La Manada permanecen ingresados en la prisión Sevilla I, tras conocerse la sentencia del tribunal Supremo, que elevaba su condena al considerarlos culpables de violación.

Dos de ellos, Antonio Jesús Cabezuelo y Antonio Manuel Guerrero han sido derivados a un módulo para internos que son miembros de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

En esta prisión permanecen a la espera de destino definitivo, puesto que en Sevilla I se cumplen condenas breves. En este caso serán, para cuatro de ellos, 15 años, de los cuales habría que descontar los dos cumplidos ya en prisión preventiva. Por cercanía, podrían ser la de Sevilla 2, en Morón de la Frontera, o la cárcel de Huelva.

Agustín Martínez Becerra, su abogado defensor, ha dicho este sábado que estudiará la sentencia del Supremo en la que se basa la condena para plantear un recurso, "no como algunos políticos, que han comentado el fallo sin conocer la sentencia".

En declaraciones a los periodistas a las puertas de la prisión Sevilla I, donde ha intentado visitar a sus defendidos, aunque no ha podido tramitar a tiempo el permiso para ello, Martínez ha criticado que en este caso "la normalidad brilla por su ausencia", para indicar que "no es normal que te detengan sin comunicar la sentencia, sin un mínimo plazo, que puede ser de 24 horas, 72 o una semana".

Ha defendido en todo momento que ninguno de los cinco miembros de La Manada tenía intención de huir de la justicia, para indicar que las familias están "destrozadas" por este caso.

No se ha pronunciado sobre el traslado de los cinco a otra prisión, que se realizará en los próximos días, al ser Sevilla I un penal sólo para cumplir penas menores, pero sí ha entendido que "siempre van a esta relativamente cerca de la ciudad, en función de que así lo prescribe la Ley, salvo que para este caso haya una excepción mas".

Sobre la posibilidad de que esta sentencia influya en casos similares ya que sus defendidos serán juzgados por unos hechos sucedidos en Pozoblanco (Córdoba), ha indicado que "es un tema totalmente diferente a éste, y no hay que pensar que como les han condenado en Pamplona también hay que condenarles en Pozoblanco"

El Supremo elevó por unanimidad de 9 a 15 años de prisión la condena al considerar los hechos ocurridos en los Sanfermines de 2016 como un delito continuado de violación y no un abuso sexual con prevalimiento, como hicieron dos tribunales anteriores.

ES NOTICIA