Uso de Cookies

sentencia

Los miembros de La Manada ingresan en la prisión Sevilla I

Los agentes han arrestado en Sevilla a los cinco condenados, apenas una hora después de conocerse el fallo del tribunal.

21/06/2019

Los cinco miembros de "la Manada" han sido trasladados a la prisión Sevilla I desde la Jefatura Superior de Policía de la capital andaluza, en un furgón que salió de la comisaría a las 19:30 horas de este viernes.

La Policía Nacional había arrestado a los cinco en virtud de la orden de detención e ingreso en prisión que la Audiencia Provincial de Navarra dictó esta tarde tras ser condenados por el Tribunal Supremo a quince años de cárcel por violación.

Los detenidos se encontraban en sus viviendas a la espera del arresto, salvo Ángel Boza, que se entregó directamente en la Jefatura Superior de Policía.

Primero han detenido a José Ángel Prenda y Alfonso Jesús Cabezuelo. Después a Jesús Escudero y al guardia civil Antonio Manuel Guerrero. El último ha sido Ángel Boza.

El Supremo ha elevado por unanimidad de 9 a 15 años de prisión la condena al considerar los hechos ocurridos en los Sanfermines de 2016 como un delito continuado de violación y no un abuso sexual con prevalimiento, como hicieron dos tribunales anteriores.

Una vez conocido el fallo, el Supremo ha comunicado la decisión a la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra, que como tribunal sentenciador corresponde ejecutar la sentencia y para ello la primera medida ha sido dictar las órdenes de detención e ingreso en prisión de los cinco condenados.

A uno de los miembros de La Manada, el guardia civil Antonio Manuel Guerrero, el tribunal le condena a dos años más de cárcel, un total de 17, como responsable del delito de robo con intimidación del teléfono móvil de la joven madrileña. Asimismo, la Sala incrementa el importe de la responsabilidad civil a la que tiene derecho la víctima a la cantidad de 100.000 euros.

Además, se inhabilita a los cinco durante el tiempo de la condena, se les prohíbe acercarse a menos de 500 metros al domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro que frecuente la víctima durante 20 años, y se les impone 8 años de libertad vigilada una vez cumplida la pena.

El fallo, que se ha adoptado por unanimidad, ha sido anunciado tras una deliberación de más de dos horas, que ha comenzado justo después de que concluyera la vista pública en la que los cinco magistrados de la Sala han escuchado los argumentos de acusaciones y defensas.

"Perplejidad" de la Defensa

El abogado de La Manada, Agustín Martínez Becerra, ha expresado este viernes su "perplejidad" por la rapidez con que el Tribunal Supremo ha dictado sentencia y ha calificado la vista de esta mañana como "una obra de teatro cuyo final estaba escrito" y en la que él ha tenido "la sensación de hacer el ridículo".

El letrado, en declaraciones a los periodistas tras regresar a Sevilla desde Madrid, también ha confirmado que sus clientes pasarán la noche en la prisión Sevilla I y no ha explicado si recurrirá la condena ante el Tribunal Constitucional o las instancias europeas.

De hecho, Martínez ni siquiera sabe si continuará defendiendo a los cinco condenados en la otra causa que tienen pendiente por un caso similar en Pozoblanco (Córdoba).

"Tengo sensación de fracaso, aunque no debería decirlo públicamente, porque estoy absolutamente convencido de que son inocentes", ha dicho el abogado, al que lo ocurrido esta mañana le ha "sorprendido muy desagradablemente".

"Es el más alto tribunal y me he sentido como si fuese una obra de teatro cuyo final estaba escrito y yo me convertía en un personaje y había que hacer una fotografía de la escenificación de la resolución que todo el mundo esperaba. Ya no hay ningún problema. Hoy ya no hay justicia heteropatriarcal ni jueces machistas. Da mucho vértigo, la verdad", ha comentado.

El abogado también ha asegurado que "no es normal que esto se haya resuelto en una hora" y ha lamentado "cómo se ha actuado a la forma de detener" a los cinco condenados, ya que ha ocurrido "antes de que se les comunicase la sentencia", lo que ha calificado como "irracional".

"He recibido decenas de llamadas de compañeros escandalizados", ha asegurado Martínez, que dice que desconoce "cuánto tiempo antes sabía el Tribunal Superior de Justicia de Navarra el contenido de la sentencia".

"Si todavía no has comunicado la sentencia, ¿cómo puedes ir a detenerlos? Se debe dar un plazo, por humanidad", ha considerado el letrado, que se ha preguntado: "Si se hubieran querido escapar, ¿habrían ido a firmar esta mañana? ¿Es esto un Estado de derecho?".

Según Martínez, el Supremo ha considerado "que puede haber violencia sólo por utilizar una palabra" y "era imposible que los absolvieran, ya que habrían ardido las calles en Madrid", ha opinado.

ES NOTICIA