Uso de Cookies

ESCENARIO POLÍTICO

Andalucía pide al Gobierno que "presione" a otras comunidades para que ayuden los migrantes

El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática, Manuel Jiménez Barrios, ha advertido este jueves de que "no parece coherente ni sostenible que se acerquen barcos a los puertos con menores a bordo y al mismo tiempo se afirme que ni hay recursos ni posibilidades de repartir la responsabilidad de éstos entre las comunidades por falta de consenso entre ellas".

Así lo ha señalado en un comunicado, donde ha considerado que "ahora con un Gobierno más comprometido debe entender" esto. Además, ha trasladado a la vicepresidenta del Gobierno y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad de España, Carmen Calvo, que la Junta de Andalucía defenderá en la próxima reunión de la Conferencia Sectorial de Migraciones, que se celebrará el día 5 de septiembre, la responsabilidad compartida y más recursos económicos para atender a las personas que llegan a la costas andaluzas, especialmente de los menores no acompañados.

Jiménez Barrios, ha asegurado que el Gobierno andaluz va a seguir atendiendo como se merecen a estos menores "en condiciones de dignidad y respeto, pues son personas muy vulnerables que atraviesan un drama muy duro en sus vidas".

Para el vicepresidente, se debe establecer un plan integral como país, "donde las comunidades compartan entre todas, la atención de los menores no acompañados". "Tenemos que recordar que son personas que tienen que ser atendidas legalmente hasta que cumplan los 18 años", ha insistido. En este sentido, Jiménez Barrios ha señalado que "las comunidades autónomas no pueden tener una postura de perfil, y el Gobierno tiene que presionarlas para que se impliquen más en este problema".

Jiménez Barrios ha mostrado la preocupación del Gobierno andaluz para abordar el problema de la llegada de menores a la comunidad. "Somos conscientes de que el anterior Gobierno del PP actuaba sin previsión e improvisaba en estos asuntos".

Así, el vicepresidente ha apelado a la solidaridad compartida de todas las comunidades, ya que "tienen que comprender que desde el 1 de enero hasta el 31 de julio, han llegado a las costas andaluzas más de 3.700 menores, y el Gobierno andaluz ha realizado un enorme esfuerzo para atenderlos como se merecen, con respeto, convirtiendo lo que debería ser una emergencia, en un hecho cotidiano".

Ha recordado también que la última Conferencia Sectorial de Migraciones "no dio una respuesta satisfactoria a esta situación y nuestro esfuerzo presupuestario no se vio comprometido". No obstante, ha manifestado que "me consta que el Gobierno central está trabajando para qué en la próxima reunión del mes de septiembre, se lleven propuestas para que las comunidades puedan colaborar más solidariamente".

Finalmente, ha manifestado que sería "un magnífico ejemplo para la Unión Europea (UE), que sigue sin abordar seriamente este problema de la emigración, que todas las comunidades pudiéramos colaborar para solucionar este asunto". "Creemos que el nuevo Gobierno de España tiene capacidad de hacerlo y debe hacerlo en la Conferencia Sectorial del día 5 de septiembre", ha cerrado.

ES NOTICIA