Uso de Cookies

veto parental

Un veto polémico: arrecia la controversia

Desde el gobierno se reitera la confianza en el profesorado.

Imbroda y Hernández se reúnen para avanzar "en la libertad de las familias".

PSOE y Adelante Andalucía insisten en que no consentirán su implantación.

Vox reitera que tienen el compromiso de la Junta.

El Partido Popular asegura que habrá diálogo.

20 January 2020

El consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda, ha hecho este lunes una llamada a la serenidad con respecto al veto parental. Imbroda considera que se trata de un "debate estéril y absurdo", por lo que ha apelado al sentido común. Asegura el consejero  que confía plenamente en el profesorado de Andalucía. "No voy a tolerar ningún gesto de desconfianza a nuestros docentes y a nuestro sistema educativo", ha dicho.

En la tarde de este lunes, el consejero de Educación, Javier Imbroda, y el portavoz parlamentario de Vox, Alejandro Hernández, se han reunido para abordado una serie de medidas, dentro del marco normativo y el respeto a la autonomía de los centros, para "avanzar en la libertad de las familias para elegir la educación de sus hijos conforme a sus valores", según un comunicado de la Junta.

Imbroda y Hernández han analizado propuestas que "mejoren la comunicación y accesibilidad del plan de actividades complementarias", con el objetivo de "mejorar la transparencia y reforzar la supervisión y el control de las mismas", según informa un comunicado de la Junta, en el que no se concretan las medidas.

Los diferentes partidos políticos defienden sus posiciones respecto a la implantación o no del veto parental. Vox asegura que tiene el compromiso de la Junta para ponerlo en marcha y recuerda que es una medida recogida en los acuerdos firmados con Partido Popular y Ciudadanos para la aprobación de presupuestos. El portavoz Alejandro Hernández ha explicado en rueda de prensa que su partido quiere que se ponga en marcha lo antes posible y que desde este lunes mantendrán contactos con la consejería de Educación al respecto.

Desde Podemos consideran que se trata de un intento de censura del profesorado andaluz. En rueda de prensa, el responsable de Organización de Podemos Andalucía, Nacho Molina, ha señalado que no van a permitir que se imponga esta iniciativa que consideran un peaje que el presidente de la Junta, Juanma Moreno  tiene que pagar a la "ultraderecha". 

El PSOE tacha el debate de desafortunado y exigen que frente a lo que llaman veto parental se respete la Convención de los derechos del Niño. Los socialistas consideran que la actitud del PP convierte a ese partido en un plagio de la extrema derecha. La Secretaria General de los socialistas andaluces, Susana Díaz, asegura que con este debate se intenta confundir a la opinión pública.

Por su parte, el PP entiende que el problema lo ha generado la radicalidad de Pedro Sánchez. El partido ha puesto su firma en el veto parental dos veces, en la investidura y en los presupuestos y asegura que hablarán con todos antes de tomar una decisión, tal y como ha dejado claro la Secretaria General del PP-A Loles López.

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín, ha manifestado que el veto parental no figura en los presupuestos. "En Andalucía no se va a dar ningún paso atrás en ningún derecho ni se va a derogar ninguna ley", ha dicho. Además ha asegurado que el PSOE es un maestro en desviar la atención sobre las necesidades de la Educación pública en Andalucía porque tras 37 años de gobierno socialista la comunidad está a la cabeza del fracaso escolar en este país.

ES NOTICIA