Uso de Cookies

triplicaba la tasa de alcohol

Detenido en Sevilla tras atropellar a una mujer de 92 años y herir a otras 3 personas

El detenido triplicaba la tasa de alcohol permitida

La anciana atropellada ha tenido que ser operada de la cadera.

Entre los heridos se encuentra un bebé de un mes.

21 February 2020

Agentes de la Policía Local de Sevilla han detenido a un hombre de 53 años que superaba el triple de la tasa de alcohol permitida cuando ocasionó una colisión múltiple en Sevilla capital,  en la que resultaron heridos un bebé de un mes y dos adultos. Además, el mismo conductor había atropellado, minutos antes, a una anciana de 92 años causándole lesiones graves y dándose a la fuga del lugar.

El atropello de la mujer se produjo sobre las 13,25 horas del pasado martes. Como consecuencia del mismo, la mujer sufrió lesiones graves con posible fractura de cadera por lo que tuvo que ser intervenida quirúrgicamente, ha informado Emergencias Sevilla.

El conductor, tras percatarse de la situación de la mujer se marchó del lugar sin auxiliarla ni aportar documentación alguna, pero previamente una testigo del atropello pudo hacer una fotografía con su teléfono a la documentación que tenía el conductor en la mano. Según explicó esta mujer, cuando trató de llamar a la Policía Local el conductor, "que estaba bastante bebido", recogió los documentos y se marchó del lugar.

Minutos más tarde, este conductor ocasionaría otro siniestro vial en la Ronda del Tamarguillo de la capital sevillana al colisionar con dos turismos que estaban detenidos en un semáforo. En esta ocasión, un hombre de 36 años, una mujer de 28 y una niña de un mes sufrieron lesiones leves.

En ambos siniestros intervinieron dos patrullas distintas de Policía Local. De esta forma, cuando uno de los agentes que investigaba el atropello a la anciana de 92 años llamó por teléfono al conductor gracias a la información que captó la testigo al fotografiar la documentación, éste le dijo que no podía atenderle porque acababa de tener otro accidente. 
Así las cosas, los agentes de Policía Local que investigaban el segundo siniestro vial, pudieron comprobar cómo el conductor ileso, que presentaba síntomas evidentes de estar ebrio y reconoció haber bebido varias cervezas, superaba el triple de la tasa máxima de alcoholemia.

Tras esto, procedieron a su detención y traslado a dependencias policiales para ser puesto a disposición judicial.



ES NOTICIA