Uso de Cookies

X
publicidad

Canal Sur


Una madre con dos hijos con parálisis cerebral, una inmigrante separada de sus hijos y una familia con espíritu viajero, en “Madres”

El programa se llena con tres historias de superación de mujeres anónimas que contarán sus experiencias en el programa, como las de Gabriela Cejudo, Sonia Sereno y Juana Bautista

Así conoceremos la historia de Gabriela Cejudo, que vive para sus dos hijos, ambos con parálisis cerebral. A los meses de dar a luz a su primera hija, se dio cuenta de que algo no iba bien, hasta que le confirmaron que sufría una parálisis cerebral. Luchó sola para que tuviera una vida digna, y siguió los consejos de los médicos, que le recomendaron ser madre de nuevo. Lo que jamás imaginó es que su segundo hijo, también, sufriera la misma enfermedad provocada en el momento del parto. No tiró la toalla, consiguió que su hijo menor estudiara e incluso condujera. Ahora solo sueña verlo con una pareja.

¿Quién dijo que viajar con niños es complicado? Sonia Sereno es madre de dos hijos, Candela y Mateo. Es una viajera, que junto a su marido, se ha recorrido el mundo con su mochila a cuestas durante 9 meses antes de casarse. Cuando volvieron de su vuelta al mundo se instalaron en Granada y montaron un albergue para mochileros. Al poco tiempo nacieron sus hijos, Candela y Mateo, y decidieron no renunciar a su gran afición y comenzaron a viajar en familia, siguiendo su mismo espíritu mochilero. Tienen claro que para sus hijos viajar es el complemento perfecto para su educación. Ellos no ven impedimentos en emprender grandes rutas en familia: China, Vietnam, Indonesia, Australia, Ecuador, Perú, Bolivia… son algunos de los países que han conocido en familia.

Miles de kilómetros separan desde hace 7 años a Juana Bautista de sus tres hijos, a los que dejó en su país con 9, 6 y 3 años. Esta inmigrante dominicana llegó a nuestro país en busca de un futuro mejor, y tras un tiempo en Cataluña, llegó a Andalucía donde trabaja como interna en una casa.

En estos 7 años sólo ha podido ver a sus hijos en tres ocasiones. Su esperanza es poder traerlos pronto a Andalucía y verlos crecer junto a