Uso de Cookies

X

Mazazo de Estados Unidos a la aceituna negra de Andalucía

Duro golpe para el sector de la aceituna negra de mesa, que tiene en la provincia de Sevilla el primer productor nacional. El Departamento de Comercio de Estados Unidos ha anunciado que aumentará los aranceles a este producto que pasa de un 22 por ciento a un 35 por ciento. Los productores sevillanos de la aceituna negra de mesa tienen previsto reunirse este miércoles con representantes de la Unión Europea para exigir una defensa más férrea de sus intereses. Consideran que se está atacando el sistema de ayudas comunitario.

13/06/2018
El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo  Sánchez Haro, ha mostrado este miércoles su voluntad de trabajar para  que, de cara a la reunión del próximo 10 de julio de la Comisión  Internacional de Comercio de Estados Unidos (EEUU), se puedan  "revertir" los "injustos y desproporcionados" aranceles a la aceituna  negra de mesa española, de la que Andalucía es la principal  exportadora. 
Sánchez Haro ha explicado que, aunque los aranceles "se han elevado a  definitivos" se pueden revertir en esta comisión, cuya decisión se  conocerá a finales del mes de julio. "La Junta ha hecho toda la  justificación de sus argumentos, ha presentados miles de datos y  cientos de expedientes. Las ayudas son legales, se encuentran bajo el  amparo de la Organización Mundial del Mercado (OMC)". 
  "Se ha aportado toda la información y espero que impere la  justicia y la legalidad y que se puede revertir la situación y  reconocer la legalidad de nuestras ayudas", teniendo en cuenta que el  sector andaluz de aceituna negra venía exportando a EEUU cada año 70  millones de euros. "Esta situación, en cinco años, podría crear un  perjuicio de 350 millones de euros y se verán afectadas unas 300  empresas, más de dos millones de jornales y unos 8.000 puestos de  trabajo, afectado a las provincias de Sevilla y parte de Córdoba", ha  advertido Sánchez Haro, quien ha precisado que el sector ha alertado  de una caída del 40% y "ya están planteado tomar medidas como  expedientes de regulación de empleo (ERE)". 
De esta manera, ha considerado "una barbaridad e injusta" la  decisión de la administración de Donald Trump, que "viene a  consolidar la pretendida ventaja competitiva que querían las empresas  californianas".  

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y  el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de  Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, se reunirán este jueves en Madrid para analizar la decisión de Estados Unidos de  aumentar los aranceles a la aceituna negra de mesa española. El ministro y el consejero aprovecharán este encuentro para  analizar los graves efectos que estas medidas van a tener, ya que  supondrán en la práctica el cierre del mercado de Estados Unidos para  Andalucía.

Se trata de una resolución previa a la que emitirá la Comisión de Comercio Internacional el próximo 24 de julio sobre la investigación a tres empresas sevillanas tras la denuncia de dos empresas de California. Dichas empresas acusaban a las españolas de vender por debajo de los costes de producción, asegurando que las ayudas comunitarias perjudicaban a los productores norteamericanos.

 Las tres empresas sevillanas de producción de aceituna negra de mesa investigadas por Estados Unidos tras la denuncia de dos californianas, lo que ha desencadenado el aumento de aranceles de hasta un 34,75 % de media, tendrán que pagar desde un 30,05 a un 44,47 %, en función de la decisión hecha pública el pasado martes por el gobierno de Donald Trump.

Así lo han indicado fuentes de la patronal del sector, Asemesa, que han indicando que el 34,75 % de media que tendrán que pagar todas las empresas se ha extraído de las sanciones impuestas a las tres principales productoras de España, todas ellas radicadas en la provincia de Sevilla.

Así, Aceitunas Camacho (Morón de la Frontera) tendrá que pagar un 30,05 % de aranceles, Agro Sevilla (La Roda de Andalucía), un 32,91, y Aceitunas Guadalquivir (Morón de la Frontera) es la más perjudicada, ya que tendrá que asumir un 44,47 % de aranceles.

Estas tres empresas fueron objeto de una intensa investigación entre los meses de febrero y marzo por parte de enviados del gobierno de Estados Unidos, de la que ha salido la resolución que se conoció ayer.

De las cantidades con las que se sancionan a las tres empresas citadas se ha extraído una media ponderada que tendrán que asumir las restantes empresas españolas que exportan a Estados Unidos, que llega al 34,75 %.

Los aranceles tendrán que ser asumidos por los clientes de destino, lo que el sector considera inasumible para continuar con el país norteamericano como destino de su producción.