Uso de Cookies

GRANADA

Condenan al exalcalde de Otura a 16 y 7 años de inhabilitación por prevaricación

 La Audiencia de Granada ha condenado a los exalcaldes de Otura (Granada) Ignacio Fernández-Sanz y Pedro Cabanillas (PP) a 16 y 7 años de inhabilitación para cargo público por las gestiones que hicieron en el Ayuntamiento en la tramitación de una urbanización y ha acordado la nulidad de sus acuerdos.

03/06/2015

Según la sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia, a la que ha tenido acceso Efe, los exalcaldes han sido condenados a inhabilitación por los delitos continuados de prevaricación urbanística y prevaricación ordinaria.

Los hechos se remontan al año 2007 cuando era alcalde de Otura por el PP Ignacio Fernández-Sanz, que adoptó un acuerdo contrario a derecho en Junta de Gobierno Local con el también exalcalde Pedro Cabanillas, del mismo partido, y otros tres concejales.

Los dos exalcaldes aprobaron con los otros tres procesados conceder una licencia de primera ocupación para cuatro viviendas que no estaban terminadas y omitieron la advertencia de ilegalidad que les hizo el secretario municipal en un informe, según la Fiscalía.

Tras la concesión de esta licencia de primera ocupación, los dos exalcaldes y la exconcejal también imputada María Antonioa L.B. votaron conceder la licencia de primera ocupación a otras 46 viviendas en la misma zona, sin que se hubieran recepcionado las obras de urbanización, y también con un informe jurídico contrario.

A estos dos casos, la Fiscalía sumó la tramitación en mayo de 2007 de la recepción de las obras desarrolladas por la empresa Mantenimientos y Contrataciones Alcuba, a la que el arquitecto técnico municipal se opuso con un informe desfavorable que apuntaba "importantes desperfectos" como la falta de suministros.

La Junta de Gobierno Local aprobó recepcionar de forma parcial las obras y dar un plazo de 90 días a la empresa para subsanar los desperfectos, aunque quince días después Fernández-Sanz, aprobó recibir las obras de manera total frente al informe municipal.

La sentencia ha condenado a Fernández-Sanz a nueve años de inhabilitación por la prevaricación urbanística y otros siete por prevaricación ordinaria, a lo que ha sumado el pago de una multa de 4.328 euros y una sexta parte de las costas procesales.

Al también exalcalde Pedro Cabanillas y al exconcejal Ignacio P. C., los condena a siete años de inhabilitación y el pago de una multa de 3.240 euros, la sentencia impone otros dos años de inhabilitación y una multa de 675 euros para las dos imputadas restantes.

La sentencia incluye la nulidad de los acuerdos adoptados por el exalcalde relacionados con los hechos.