Uso de Cookies

CONTINÚA EL PROCESO

Condenado a pagar 2.400 euros el vaquero de Fuente Palmera

El propietario de la vaquería, declarada ilegal en 2009 por  sentencia firme, en la localidad cordobesa de Fuente Palmera ha sido  condenado a pagar un total de 2.400 euros a la administración pública  por cuatro multas coercitivas después de no cesar la actividad de  manera voluntaria en el recinto ganadero, que en los próximos meses  será reubicado en otra zona del municipio.

Informativos CanalSur 23/06/2012

En este sentido, según la sentencia, a la que ha tenido acceso  Europa Press, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 5 de  Córdoba ha desestimado el recurso presentado por el vaquero contra la  desestimación por silencio administrativo del recurso de reposición  interpuesto contra las liquidaciones directas por las multas emitidas  por el Ayuntamiento colono, al tratarse de un acto de confirmación de  otro anterior, definitivo y firme.

Mientras, el periodo de exposición pública sobre la propuesta de  aprobación de declaración de utilidad pública e interés social del  proyecto de actuación en suelo no urbanizable para actividad de  explotación de ganado vacuno en la nueva parcela en la que se  instalará la vaquería ha concluido con dos alegaciones, que  igualmente se han desestimado, si bien se tienen que elevar en última  instancia a Pleno Ordinario.

En concreto, una de ellas considera que la zona donde se ubicará  el nuevo recinto es un polígono industrial, si bien no existe  actividad como tal y ha sido desestimada, según informa el afectado  por la ubicación antigua, Francisco Adame, quien detalla que la otra  alegación rechazada hacía alusión a los olores que se pudieran  derivar de la instalación, sin embargo el nuevo proyecto está  "adecuado y se basa en medidas correctoras que evitan contaminación  ambiental y de todo tipo".

Tras el trámite plenario y recibir las autorizaciones de la  Delegación Provincial de Medio Ambiente de la Junta y el Ministerio  de Fomento para la nueva ubicación, el vaquero tendrá que edificar en  un plazo de cuatro meses, después de que el Ayuntamiento en Pleno, en  sesión extraordinaria urgente, celebrada el 8 de marzo, acordó  aprobar el proyecto de actuación en suelo no urbanizable promovido  por el vaquero para la actividad de explotación de ganado vacuno en  la parcela número 7 del polígono 4 del término colono, concretamente  en un terreno ubicado entre Fuente Palmera y la aldea de La  Ventilla.

Entretanto, y después de haberse sentado ya varias veces el  vaquero en el banquillo de los acusados por distintas causas  relacionadas con el cierre, el afectado indica que "puede llegar el  momento en el que vaya a la cárcel, por acumular penas", pues  recuerda que ya fue condenado a siete meses de prisión por un delito  de desobediencia grave a la autoridad, cometido al no cumplir en el  2009 la orden del Ayuntamiento para que cerrara la explotación,  declarada ilegal por sentencia del Tribunal Superior de Justicia de  Andalucía (TSJA) de julio de 2009.

La última causa se refiere a hechos que ocurrieron a finales de  noviembre de 2010, cuando el vaquero "se negó rotundamente a que la  Policía Local realizara las actuaciones que pretendían" tras ser  advertido de que se llevaría a cabo el cierre de la instalación y que  podría incurrir en un delito de desobediencia grave a la autoridad si  se oponía. 

Plan parcial de desarrollo
En el mismo Pleno Extraordinario de marzo del Ayuntamiento de  Fuente Palmera en el que se dio el primer paso para la declaración de  utilidad pública de la nueva parcela, igualmente el Consistorio se  comprometió a llevar a cabo un plan parcial para desarrollar "toda la  zona" en la que está ubicada la vaquería, en la calle Higuera, y que  afecta a la vivienda de Adame, quien asegura que los miembros de la  Corporación acordaron mantenerle informado y "estar al día de todo el  procedimiento".

En principio, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3  de Córdoba dictó a principios de enero la autorización judicial de  entrada en la vaquería y que se acometiera la retirada del ganado  antes del 12 de marzo, después de que dicha autorización fuera  solicitada con el beneplácito del Pleno de septiembre del  Ayuntamiento colono. Si bien, tras el pleno del 8 de marzo se  estableció un nuevo plazo de seis meses, que Adame espera que sean  "definitivos".

Cabe recordar que la Fiscalía de Córdoba solicitó en noviembre de  2011 al afectado una serie de documentos sobre la salubridad  sanitaria de la vaquería desde el año 2000 a la actualidad;  concretamente "unos informes que han realizado veterinarios del  Distrito Sanitario del Guadalquivir". Un requerimiento que atribuyó a  la denuncia que puso él en Fiscalía el día 13 de septiembre de 2011.

El Pleno local de septiembre aprobó, con el voto favorable de IU y  PSOE, "dejar sin efecto el convenio entre el Ayuntamiento y el  vaquero para el cese de la actividad de explotación ganadera  desarrollada en un inmueble sin la preceptiva licencia municipal de  actividad"; además de "designar a una abogada para la presentación  ante el órgano jurisdiccional competente de la solicitud de  autorización judicial de entrada en la finca, con el objeto de  proceder a la ejecución subsidiaria de la orden de suspensión de la  actividad", algo que aún no se ha producido. 

Origen en 1992
En su protesta por el "incumplimiento" del vaquero y la  administración de la sentencia del TSJA de 2009, Adame se ha  manifestado ante las puertas de la Fiscalía cordobesa y se ha  encerrado en el Consistorio de Fuente Palmera en varias ocasiones.  Además, presentó una denuncia ante la Guardia Civil porque el 30 de  junio de 2011 expiraba el plazo de cierre establecido en un acuerdo  entre el Ayuntamiento y el vaquero, e igualmente no se produjo.

Desde el verano de 1992, relata que ha tenido que soportar junto a  su familia "los daños y perjuicios que suponen tener una explotación  ganadera ilegal" junto a su vivienda, situación que "ha sido tolerada  por el Ayuntamiento", convirtiéndose de ese modo en  "corresponsable".

ES NOTICIA